Miguel Cotto, con 3 años de coraje y odio guardados, logro  dejar salir todo en Antonio Margarito y su mal ojo derecho. Cotto apaleo a su rival y convirtió su ojo en un sangriento desastre para parar la pelea 3 segundos antes de décimo round en lo que muchos etiquetaron esta victoria como un triunfo del bien sobre el mal este Sábado pasado en la noche en el Madison Square Garden.

El publico en la arena (el cual en su mayoría apoyaban al puertorriqueño) fue a ver a su héroe obtener venganza por su controversial ultima pelea de 11 rounds la cual termino por TKO a favor de Margarito, esto en Las Vegas en el 2008.

No solo Cotto entrego una pelea emocionante, pero lucio un boxeo fino y rápido en el proceso de hacer su segunda defensa del titulo.

Miguel Cotto: “El aun sigue siendo un fuerte peleador, pero yo soy mucho mejor de lo que el es. Estoy muy feliz que al fin esto termino. Hice mi trabajo, gane la pelea, gracias a todos aqui. Los amo.”

Como mucho, Cotto cree fuertemente que Margarito hizo trampa en la primer pelea ya que en la siguiente pelea de Margarito (Enero del 2009) este fue atrapado tratando de entrar al ring con Shane Mosley con sus guantes y vendas cargados con una sustancia plastica. Obviamente hay grandes especulaciones de que Margarito hizo lo mismo en su primer pelea con Cotto, pelea la cual gano luego de volver con fuerza en la segunda mitad de la pelea.

El daño en el ojo de Margarito fué hecho por Pacquiao hace 13 meses y este fue el punto focal de la historia camino a la pelea, ya que Margarito requería cirugía y casi hizo que la comisión atlética de Nueva York le negara la licencia a Margarito, hasta que finalmente un examen mostró que no se requeriría.

Cotto comenzó la pelea como muchas otras, con jabs, moviendose, conectando golpes y tratando de evitar lo poco que el lento Margarito lanzaba. Miguel siempre se mantuvo en control, hasta el tercer round donde Cotto logro abrir el ojo reparado de Antonio Margarito. Round tras rounds los doctores estaban en la esquina de Margarito para revisar ese famoso ojo derecho.

Para el sexto round el ojo ya se veia mu mal y estaba muy cerca de cerrarse, luego del octavo round el ojo estaba completamente cerrado y la pelea estaba muy cerca de ser parada. Luego del noveno, hubo otra pequeña discusión en la esquina y para cuando la campana del comienzo del round 10 sonó, el doctor Anthony Curreri informo que se parara la pelea.

Anthony Curreri: “Su ojo se estaba gradualmente cerrando durante la pelea, al punto de que no había visión. Entre la visión y el párpado cerrado, sentí que era lo mejor parar la pelea. El no tenia visión en el ojo derecho, si la pelea hubiera seguido hubiera habido daños irreparables.

Margarito fue el primero en decir que Cotto pega como una niña, ¿Habra cambiado de opinión luego de esta pelea?

5 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario