El cubano Rigondeaux de 32 años de edad mantuvo su calidad de invicto al dejar su record en 12-0, reteniendo así su corona de peso súper gallo de la AMB y agregó el cinturón de la misma categoría por la OMB al vencer por unanimidad a Donaire en el Radio City Music Hall de Nueva York en los Estados Unidos el sábado pasado.

Rigondeaux obtuvo las tarejtas a su favor con 114-113, 115-112 y 116-111 tras el combate para unificar las coronas del peso súper gallo.

El cubano, que conquistó dos medallas olímpicas de oro en la década pasada, no pudo noquear a un rival por cuarta vez desde que se convirtió en profesional, pero superó el haber sido derribado dos veces en el primer minuto del décimo asalto, en una actuación que recibió algunos abucheos por la falta de acción. Declaraciones del peleador cubano a continuación:

Guillermo Rigondeaux: “Como dije antes, iba a hacer mi trabajo y lo hice”, dijo Rigondeaux a través de un intérprete. “Le hice quedar mal. No se puede ganar con un solo golpe”, agregó.

La velocidad de Rigondeaux pareció haber sido demasiado para Donaire (31-2), que buscaba defender por quinta vez su cinturón de súper peso gallo de la OMB. Donaire, quien fue peleador del año en 2012 de la Asociación de Escritores de Boxeo Profesional, recibió su primera derrota en 30 peleas desde 2001.

Nonito Donaire: “Me disculpo, quería cumplir lo prometido. Durante las dos últimas rondas, me atonté. No hice mi trabajo. No usé mi jab y me fui a la izquierda. No tengo excusas. Él me ganó esta noche. Di todo lo que tenía. Nunca estudié la pelea y debí haberlo hecho”.

Fotografía cortesía de Top Rank

Fotografía cortesía de Top Rank

El cubano, que se cree que ha luchado más de 400 peleas amateur, aterrizó 129 de 396 golpes. Donaire logró conectar sólo 82 de sus 352 golpes y para cuando la pelea terminó, -él sólo trataba de evitar más la hinchazón en su ojo derecho.

“Peleamos al estilo del boxeo cubano: golpear y no ser golpeado”, dijo el entrenador Pedro Díaz. “Hicimos que Donaire se viera muy mal”.

Donaire pareció estar a punto de derribar a Rigondeaux en los primeros segundos del 10 round, pero el árbitro Benjy Esteves lo marcó como resbalón. Después de caer con una izquierda, Rigondeaux se levantó rápidamente.

Al comenzar el último asalto, los jueces Tom Schreck y Julie Lederman tenían la pelea a favor de Rigondeaux, con la tarjeta de Schreck en 105-103 y -la de Lederman en 106-102. John Stewart tenía la pelea empatada en 104-104.

Rigondeaux logró su mayor victoria como profesional al iniciar el décimo segundo round con tres izquierdas fuertes y luego comenzó a castigar a Donaire con una serie de golpes, acorralándolo contra las cuerdas.

“Esto es el boxeo”, dijo Rigondeaux. “Lo dominé. No me hizo daño”.

Sin duda esta pelea se tendrá que repetir como revancha en este año, ya que el resultado fue una decisión cerrada, aunque el cubano gano, Nonito merece una revancha, sin duda esta situación atraería más dinero para ambos ¿Qué opinan fanáticos? ¿Vieron la pelea? ¿Qué les pareció?

Foto: Fotografía cortesía de Top Rank

8 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario