Luego de 8 meses fuera de acción, el antiguo luchador de la WWE Bobby Lashley (7-1) volvió a la acción este viernes pasado para enfrentarse a Karl Knothe (20-6) por la corona de los pesos completos de Shark Fights. Temprano en su carrera, era obvio que Lashley iba a poder dominar la competencia regional con su poderoso wrestling y su gran tamaño, pero recientes peleas nos han mostrado que este peleado no tiene mucha condición.

Ninguno de estos problemas fue el caso la noche de ayer. Lashley estuvo entrenando extensivamente con el finalista del Grand Prix de Strikeforce, Josh Barnett, por lo que Lashley le agradece ya que su kimura con la que gano es algo que Barnett puso mucho en su cabeza las semanas anteriores a la pelea.

Bobby Lashley: “Es exactamente en lo que estábamos trabajando, desde la transición hasta como obtenerla. Paso a paso fuimos por el mismo tipo de seres, tal vez como unas 100 veces la practicamos.”

Lashley mueve su record a 7-1 y planea continuar entrenando con Josh Barnett y Erik Paulson. Mientras los problemas del pasado de Bobby aun no se han olvidado, porque aceptemoslo, 1 victoria no nos dice mucho, seria interesante ver si Bobby puede seguir ganando bajo la tutela de Barnett. ¿Podrá Lashley convertirse en una fuerza legitima dentro de la división?

4 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario