A pesar de ser un deporte agresivo, muchas veces las artes marciales mixtas es el escenario de enormes muestras de afecto rara vez vistas en los deportes.

Muchas veces nuestro amado deporte puede ser salvaje, pero en muchas otras ocasiones suceden cosas que nos hacen mantener la fe en la humanidad. Tomemos como ejemplo la reciente pelea entre Mike Pantangco y Jeremy Rasner. Ambos peleadores amateur estaban compitiendo en el evento Prison City Fight League en Michigan cuando lo extraño sucedió…

Mientras la acción progresó, fue muy notable la diferencia del nivel entre Pantangco y su oponente, luciendo mucho más técnico y experimentado. Aun así la dureza de Rasner lo mantuvo dentro de la pelea hasta casi el final del primer round. Cuando faltaban solamente 20 segundos, Pantangco volvió a tocar a Rasner, en esta ocasión con un golpe giratorio. 

Rasner se mostró tocado, pero aún así continuo en sus pies. Pero en vez de terminar la pelea añadiendo así una increíble finalización a su récord, Pantangco hizo lo que nadie esperaba: Dar un paso atrás y rendirse. En vez de una victoria segura, Pantangco recibió una derrota por TKO. 

Disfruten del video:

Mike Pantangco: “Siento que no había sentido de enfrentarme a él porque no entrenó para mi como yo no entrené para él además de que sólo somos peleadores amateur. No recibimos dinero, no nos pagan, lo único que iba a hacer era finalizar la pelea y lo hubiera mandado al hospital o le hubiera hecho daño. Me sentí terrible así que decidí darle la victoria.” 

Cuando le decisión fue leída, el referí levanto la mano de Rasner, pero Rasner levantó la mano de Pantangco. Mientras que la decisión no muestra lo que realmente sucedió en la pelea, esta pelea es una perfecta muestra de lo hermoso de nuestro deporte.

40 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario