En el 2002, la super estrella del boxeo Roy Jones Jr logro un gran record de 7 títulos semi pesados, claro que todos esos títulos suenan algo tonto. Pero aun asi fueron mas que suficientes para confirmar que Jones era el mejor boxeador del planeta.

Tan bueno era que Jon había limpiado toda la división. No había nadie que pudiera competir contra el, ni siquiera darle una buena pelea. Así que Jones hizo lo que cualquier otro peleador sin competencia haría y subió de división (mas de 30 libras) para retar a el campeón de los pesos pesados de la WBA John Ruiz.

Contra todas las apuestas, Jones logro algo imposible ganando una Decisión Unánime luego de 12 rudos rounds. Un exagerado logro, pero posiblemente señalo el principio del final para su reino de terror. En su próxima pelea Jones tuvo demasiado percances para lograr volver a pelear en su peso natural y apenas logro defender su titulo de los semi pesados contra Antonio Tarver. De alguna manera logro ganar una controversial decisión unánime, pero fue tan mala que hubo necesidad de hacer una revancha inmediata.

Traver paro a Jones en el segundo round en su revancha, su primer derrota real luego de 50 peleas en su carrera. Y no fue ningún golpe de suerte, ya que Glen Johnson knocnearia a Jones otra vez en su próxima pelea y luego Travern volvería a ganar una decisión unánime en su tercer pelea juntos, poniendo a Jones en una increíble racha de 3 derrotas consecutivas.

La historia tiene una forma divertida de repetirse, especialmente en el negocios de las peleas…

Y el campeón welter de la UFC George St-Pierre lo sabe, ya que podrá encontrarse una situación similar si logra defender exitosamente su titulo contra Jake Shields en el evento UFC 129 este próximo fin de semana. St-Pierre hablo con ESPN.co.uk y comento que no tiene intenciones de repetir la historia:

George St-Pierre: “En este momento soy un peleador de 170 libras. Si fuera a pelear en las 185 libras, seria una reorientacion completa de mi carrera. Lo hemos visto en el pasado con peleadores como Roy Jones Jr. que en mi opinión el subir de peso e intentar volverlo a bajar fue la causa de el final de la carrera de Jones. No es el hecho de haber intentado subir de peso lo que lo arruino, si no cuando trato de bajar. Para mi es una gran ejemplo porque Roy Jones era conocido como el mejor de los tiempo antes de haber comenzado a perder. Eso me hace pensar dos veces el hecho de subir de división; no te daña el subir de peso, muchas veces es el bajar.”

0 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario