Shane Carwin mostro un corazón de guerrero y bastante determinación la noche del sábado cuando se enfrento a Junior Dos Santos en el evento UFC 131 en Vancouver, Canada. Su equipo de managers informaron la situación de Shane Carwin luego de la dura pelea, y el estado no es muy bueno:

Ingrained Media: “Tres cortadas muy profundas, Shane Carwin recibió una nariz rota y posiblemente su hueso del pómulo fracturado. El examen CT estuvo muy bien, Gracias por su positivismo.”

Esto no es ninguna sorpresa ya que literalmente Shane Carwin parece Mark Coleman después de tantos golpes en el primer round a manos de Dos Santos, luego de haber salido del hospital y haber regresado a casa Shane Carwin comento lo siguiente en su pagina oficial:

Shane Carwin: “Mientras la pelea comenzó simplemente no me sentí como yo mismo, no podía mover mis piernas y Junior se capitalizo rápidamente. Mientras el me estaba golpeando yo estaba buscando una forma de defenderme para que Herb no parara la pelea. Junior estaba conectando con golpes sólidos y ahí probablemente es donde rompió mi nariz.”



“A partir de ese punto la pelea fue básicamente de Junior, el utilizando su plan. Su jab era extremadamente efectivo y ese jab fue lo que mantuvo el paso de la pelea. El final de la pelea es un recuerdo borroso. Junior fue mucho mejor que yo esa noche, su boxeo fue mejor y eso es lo que utilizo para sacarme de la pelea. No tengo nada mas que respeto por Junior y su campamento de entrenamiento, el merece la oportunidad del titulo.”

Después del segundo round sabia que estaba en problemas. Mi nariz hacia imposible que pudiera respirar, mis ojos estaban llenos de sangre y Junior venia sobre mi. Cuando el referí paro la pelea en el tercer round, yo pensé que ya haba terminado. Cuando el doctor entro a el octágono yo esperaba que me dejaran continuar. Sabia que estaba en un gran problema pero también sabia que solo tenia que conectar un golpe limpio y ganaría con eso. Quería mantenerme en la pelea. No podía ver y cuando me preguntaron dije que si para poder continuar.”

“Cuando la campana final sono no había duda en mi mente de quien había ganado la pelea. Yo estaba fuera de mi razón y necesitaba tratamiento medico.”


0 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario