Stephan Bonnar no tuvo ningún problema en su pelea contra Kyle Kingsbury en el evento UFC 139, controlando fácilmente la pelea a lo largo de 15 minutos para ganar una poco entretenida decisión unánime.

Los jueces calificaron la pelea como (30-27, 30-27, 30-25) Con uno de estos jueces sorpresivamente dandole a Bonnar dos rounds de 10-8, aparentemente esto por el hecho de que Kingsbury no se podía quitar de encima a Bonnar. Bonnar se disculpo después de la pelea ya que supo que los fanáticos de la UFC no la disfrutaron:

Stephan Bonnar: “No estoy acostumbrado a que los fanáticos abucheen mis peleas. Pensé que tenia muy buen control en el suelo y no quería arriesgar a ser knockeado.”

Luego de eso Bonnar ofreció una extraña disculpa a Josh Koscheck luego de que ambos tuvieron una disputa sobre una camiseta que Bonnar diseño, donde aparecía la imagen de Koscheck.

Bonnar logro controlar la pelea por el primer round haciendo tambalear a Kingsbury con el golpe inicial y luego dominando y controlandolo por el resto del round… y la pelea. Bonnar fácilmente gano, pero no fue la pelea de la noche que mucha gente esperaba ya que se convirtió en una victoria fácil para Bonnar y una muy decepcionante derrota para Kingsbury.

0 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario