Una de las cosas mas frustantes de las artes marciales mixtas es la poca habilidad que se tiene para establecer algo en la historia del deporte. Cada cosa impresionante que sucede en algún momento en particular es considerado o lo mejor o lo peor en la historia.

Esto se debe a que el deporte ni siquiera tiene los 20 años de edad y en esta era moderna (la era de Zuffa) solo estamos celebrando la primer década. Pensemos en todo lo increíble que sucedió este Sábado en el evento UFC 140:

  • La derrota de Mark Hominick a manos de Can Sung Jung estableció el record de la compañía del knockout mas rapido.
  • Frank Mir rompió el brazo de Antonio Rodrigo Nogueira en una increíble sumisión que quedara para la historia.
  • Jon Jones es probado en el primer round para luego volver a someter a Lyoto Machida de manera brutal.
Procesar todo esto no es fácil, especialmente luego de tantas recientes grandes peleas. Pero toda esta distracción nos ha hecho olvidar lo que Jon Jones ha completado en el 2011. El campeón de la UFC logro un récord de 4-0 en este año, enfrentandose a la mejor competencia disponible.  En estas 4 peleas Jones ha sido sorpresivamente dominante, lo que nos hace comparar esta gran racha con otros grandes años de otros peleadores pero primero analicemos al campeón de la UFC.
.
Memorables y decisivas victorias sobre el invicto Ryan Bader y tres peleas por el campeonato contra Shogun Rua, Rampage Jackson y el Dragon Lyoto Machida. Cada peleador ofrecía diferentes desafios pero en vez de eso Jones nos ofreció pruebas de sus increíbles habilidades.
Jon Jones logro someter a Machida de manera impresionante para terminar el año, pero como hemos aprendido a través de la historia, Jones necesita continuar con la racha y evitar dormir en sus laureles.
.
Hace unos días podría haber dicho que el Shogun Rua del 2005 enfrento mejor oposición que Jon Jones, cabe indicar que lo hizo en la mitad del tiempo. Shogun destruyo a un Rampage Jackson que estaba en la cima de sus habilidades, combinada con una épica batalla con Antonio Rogerio Nogueira en una de las mejores guerras de la historia, ese mismo verano destruyo a Alistair Overeem (la versión delgada) y a un Ricardo Arona (En su versión mas poderosa). Solo para hacer énfasis, Rua incluyo una quinta victoria sobre Hiromitsu Kanehara. El hizo todo esto en tan solo 6 meses, y fue igual de violento o mas que Jon Jones.
.
Al menos, ese es el argumento que se hubiera podido utilizar hace unos días. ¿Pero ahora? Definitivamente Jones. ¿Pero esto no lo convierte también en el mejor peleador libra por libra? El campeón medio de la UFC Anderson Silva ha liderado la lista desde hace varios años, logrando increíbles cosas durante su reinado, pero si el y Jones se enfrentara ¿A quien elegirían? Creo que Jones tiene mejores argumentos.
.
Camino al evento UFC 140 era difícil ver el 2011 de Jones siendo mejor que el de Shogun Rua o el de Chuck Liddell en el 2006. Liddell logro un 3-0 knockeando a Randy Couture, Renato Sobral y a Tito Ortiz. Esa racha lanzo a Couture a la portada de la revista ESPN, hasta que Rampage Jackson lo knockeo el próximo año. Estas cosas suceden, verán… Los grandes años en el deporte merecen ser reconocidos, porque cuando el próximo año llega, no existen garantías de que los buenos tiempos continúen.
.
Pero Jones es la excepción, con tan solo 24 años, el luce capaz de seguir la racha y mas le vale porque el 2012 estará repleto de desafíos. Jones ha pedido 5 bien merecidos meses de descanso, para su regreso lo estará esperando el ganador de la pelea entre Rashad Evans vs Phil Davis o muy posiblemente Dan Henderson.
.
Ni Shogun Rua ni Chuck Liddell lograron continuar sus grandes rachas, Rua cayo víctima de un brazo roto en su pelea contra Mark Coleman. Liddell cayo ante Jackson. Esto muestra que no importa lo que hayas hecho, no importa que tan dominante hayas sido, el éxito del ayer no significa que tendrás fortuna en el futuro. Pero algo es seguro, el mañana siempre será comparado con el impresionante 2011 de Jon Jones.

38 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario