En el c0-evento estelar de UFC 141, Nate Diaz le dio una paliza a Donald Cerrone a lo largo de 15 minutos, convirtiendo la cara de Cerrone en un sangriento desastre y llevando así una victoria por decisión unánime.

Cerrone y Diaz estuvierón hablando basura camino a esta pelea, inclusive teniendo un altercado en la conferencia de prensa de esta semana, ambos decidieron no tocar guantes antes de la pelea con Cerrone haciendo la seña del dedo a Diaz. Pero una vez que la campana sonó, fue Diaz el que hizo toda la pelea.

En el primer round Diaz brutalizó a Cerrone con un gran volumen de golpes, golpeando una y otra vez a Cerrone en la cara. Para la mitad del round la boca de Cerrone estaba sangrando y parecía tener problemas al tener la boca cerrada, como si hubiera tenido una lesión en la mandíbula. Fue un muy dominante round para Diaz.

Cerrone estuvo mucho mejor en el segundo round, cambiando sus ataques a un mayor volumen de patadas, tumbando una y otra vez a Diaz. Aun así, Cerrone no fue capaz de hacer mucho al tumbar a Diaz, y aun así Donald trago muchos golpes. Este segundo round fue mas cerrado pero aun así va para Nate.

Para el tercer round, Diaz sabia que estaba dominando y continuo con su estrategia de alto volumen de golpes, fácilmente abatiendo a Cerrone asegurando la victoria. La única duda camino al final de la pelea era si ambos iban a seguir peleando aun después de la campana, pero ambos peleadores se dieron la mano y se abrazaron aun después de que fuera anunciada la victoria de Diaz (30-27, 20-27, 29-28).

Esta victoria mejora el récord de Diaz a 15-7 y nunca ha lucido mejor dentro del octágono.  Cerrone por su parte estaba peleando por quinta vez dentro de la UFC en el 2011 y lucio bastante cansado y débil, su récord baja a 17-4.

38 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario