El campeón de la UFC Jon Jones y el alto contendiente Rashad Evans tienen una rutina la cual siguen en preparación para cada pelea. El patrón no ha cambiado mientras ambos se preparan para su anticipada pelea en el evento UFC 145 el próximo 21 de Abril en Atlanta. Ambos peleadores se acercan a esta pelea como cualquier otra. Cada uno entrena diligentemente, estudiando las peleas recientes de su oponente y ajustando cuidadosamente ciertas técnicas de su arsenal.

Pero Jones y Evans no se engañan a si mismos. Esta pelea es diferente.

La historia que estos peleadores tienen como compañeros de entrenamiento no puede ser ignorada. Cada peleador ha hecho ajustes a su juego desde los días en los que entrenaban con Greg Jackson. Pero la mayoría de las tendencias que los llevaron a esta pelea ahí siguen.

Jones y Evans se conocen como familia de una manera que pocos oponentes pueden imaginar. Ellos pasaron mucho tiempo entrenando juntos mientras se ayudaban el uno y el otro en sus respectivas peleas. Evans tomaba el rol del oponente de Jones durante los entrenamientos y viceversa. Si Evans tenia una preocupación respecto al estilo de Jones, entre ambos intentaban arreglar los problemas y viceversa.

Ambos saben la manera en la que el otro se prepara mentalmente para una pelea, que tanto tiempo dedican de duro entrenamiento antes de una pelea, y como se siente el otro en el suelo. Ningún otro oponente de Jones conoce la fuerza brutal que este posee, Rashad lo sabe. Ningún otro oponente de Rashad sabe la rapidez con la que hace las transiciones de su golpeo a los derribes, Jones lo sabe.

Pero lo mas importante aquí es que a pesar de todas las amargas palabras que estos dos se han dicho camino a esta pelea por el titulo de la UFC, muy en el fondo estos dos continúan siendo hermanos.

No importa que tan enojados estén los hermanos entre ellos, estos siempre mantienen un punto blando. Esto es lo que hace a esta pelea una muy diferente a la que estos dos peleadores se han enfrentado. La habilidad de ejecutar una estrategia será el elemento clave que decidirá al ganador. Pero a diferencia de la mayoría de las peleas, las emociones tendrán el mayor impacto en el desenlace de UFC 145:

Jon Jones: “Yo creo que cada pelea es mi mayor prueba, esta pelea no es diferente. Mi oponente trae muchas cosas a la mesa, cosas que mis otros oponentes no han tenido. Obviamente también hay un aspecto mental en esta pelea, no mentiré. Será un poco extraño estar viendo a Rashad al otro lado del octágono. Pero una vez que la pelea comience, todo se ira.”

“Quiero crear un legado en la UFC y en este deporte, este es el tipo de pelea que tengo que ganar.”

Evans es un antiguo campeón de la UFC y este cree que el impacto no será tan grande como muchos sospechan:

Rashad Evans: “Se sentira un poco raro, pero ya pasado mucho tiempo desde que tuvimos una amistad, por lo que ya no va a importar.”

¿Quien logrará superar las emociones para llevarse a casa el titulo de la UFC? ¿Jones o Evans?

1 Comentario

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario