El mejor artista marcial mixto de la historia hizo lo suyo este pasado Sábado.

Anderson Silva conquisto a su mas difícil adversario por segunda vez, venciendo a Chael Sonnen por TKO en el segundo round de su muy anticipada revancha en el evento UFC 148.

Un hermoso rodillazo directo al esternón de Sonnen – el cual pareció ilegal en un principio – resalto el sorpresivo final. Durante la entrevista después de la pelea, Silva logro terminar una de las rivalidades mas grandes del deporte de una manera única. A tan solo una semana de la conferencia de prensa donde prometió romper los dientes de Sonnen, Silva extendió un distinto tipo de oferta:

Anderson Silva: “Si te gustaría venir a mi casa a una parrillada, me encantaría recibirte.”

Sonnen, el cual ha pasado los últimos 2 días de su vida atacando a Silva cada vez que hay una cámara enfrente, no tuvo excusas ni disculpas luego del desenlace de la pelea. Como el lo dijo antes de la pelea, solo puede haber uno en la cima:

Chael Sonnen: “El mejor peleador gana cada vez. El mejor peleador gano esta noche.”

Y simplemente así, posiblemente la mayor cosa que le ha sucedido a Silva en sus 6 años dentro de la UFC. Digan lo que digan sobre Sonnen, pero gracias a el, Silva es la estrella que es hoy en día. Antes de ser considerado el mejor de todos los tiempos, Silva tuvo que enfrentarse a una racha de peleas bastante extrañas. Victorias sobre Patrick Cote, Thales Leites y Demian Maia fueron fáciles, pero poco inspiradoras.

En un punto, el presidente de la UFC llamo a una de las peleas de Silva como uno de los momentos mas vergonzosos de la historia de la compañía.

Aquí es donde entra Chael Sonnen, 7 de Agosto del 2010. Sonnen logro lo que ningún otra persona dentro de la UFC había logrado – el empujo a Silva la limite. Desde ese quinto round, Silva ha sido intocable y ha logrado ganar su reputación como el mejor.

El venció a Vitor Belfort con una patada frontal en el primer round de una pelea por el titulo en Febrero del 2011. 6 meses después terminó a Yushin Okami en Rio de Janeiro, Brasil.

Pero este Sábado pasado fue su mayor victoria, enfrentándose y venciendo a un oponente cuyas habilidades estaban hechas para darle problemas. Fueron las habilidades de Sonnen, de acuerdo a Dana White, lo que vendió la revancha; la simple idea de ver a Silva derrotado.

Dana white: “Esa loca paliza que Sonnen le dio a Anderson en la primer pelea y la forma en la que termino fue lo que vendió esta pelea. Luego de aquella pelea, comente que ese tipo de cosas es lo que hacen a las leyendas.”

23 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario