El sentido común nos dice que este fin de semana finalmente Chael Sonnen tendrá que respaldar sus palabras.

Luego de 6 años de mediocridad seguidos de 3 años y medio de ser una super estrella, es fácil pensar que la carrera completa de Chael Sonnen puede ser destruida a lo largo de 25 minutos (o menos) de acuerdo al tiempo que pase dentro de la jaula con Anderson Silva en el evento UFC 148.

Si Sonnen logra otra impresionante presentación como la que dio en el evento UFC 117, aun sus peores críticos no tendrán mayor opción que concederle a Sonnen su lugar en la historia. El habrá logrado el mayor truco en la historia de la UFC, logrando una actuación digna de un Oscar durante su marcha hasta convertirse en el número 1 del mundo.

Por otra parte, si Silva cumple su promesa de romper los dientes de Sonnen este fin de semana, nadie llorará por Sonnen mas que el mismo el cual se ha convertido en el primer gran villano del deporte. Los meses de hablar basura, los argumentos sobre su terapia de reemplazo de testosterona, las controversias de twitter, inclusive sus problemas de lavado de dinero – el sentido común dicta que este fin de semana descubriremos si todo eso valió la pena para el.

Pero el sentido común no aplica para Chael Sonnen, considerando donde estaba hace 5 años, tal vez ya tenemos nuestra respuesta.

Si los medios del deporte existieran como lo son hoy en día, cuando Sonnen comenzó su carrera en el deporte durante el 2002 (luego de una pelea en 1997), lo mas probable es que hubiéramos captado rápidamente sus grandes habilidades en la lucha y lo hubiéramos visto como un gran prospecto a seguir. Aun así durante los primeros 5 años de su carrera, parecía que Sonnen jamás iba a lograr alcanzar su potencial.

Para otoño del 2007, sus inmensos talentos había logrado resultados promedios. El se había convertido en un peleador de 30 años aun peleando fuera de las grandes ligas con mas de 2 docenas de peleas bajo su récord. Durante el 2005-2006, el tuvo la oportunidad de su vida al pelear dentro de la UFC, pero por lastima perdió dos de tres peleas dentro del octágono… ambas por sumisión.

 Por lastima la primera vez que Chael Sonnen estuvo dentro de la UFC el logro un mediocre récord de 1-2.

Después de volver a la UFC como el campeón sin corona de la WEC, Sonnen ha hecho todo lo que se tiene que hacer para convertirse en la mayor estrella de su campo. ¿Ha mentido? ¿Ha hecho trampa? ¿Ha hecho un ridículo de si mismo en publico? ¿Ha sacrificado su reputación? ¿Su salud? ¿Tal vez su futuro? Solo el sabe por seguro.

Pero hazte la siguiente pregunta a tu mismo, si hubieras trabajado toda tu vida en busca de una sola meta profesional solo para levantarte un día en la mañana y darte cuenta que tu oportunidad esta a punto de pasarte de lado, si te dieras cuenta que estas a punto de terminar tu carrera como una decepción, ¿Que harías?

Solo pienso en que es lo que harías por tener la oportunidad de hacer las cosas bien, luego imagina lo que un hombre como Sonnen haría.

Una vez que consideres que durante los últimos 5 años Sonnen se ha levantado del completo anonimato del circuito independiente para convertirse en una de las mejores estrellas del deporte, transformando su persona de un cualquiera al nemesis que definió la carrera del mejor peleador de Artes Marciales Mixtas en la historia – Bueno, solo queda una conclusión para este articulo…

Hasta este momento Chael Sonnen ya ganó.

32 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario