La esperada revancha de Anderson Silva y Chael Sonnen estaba programada para el evento UFC 147 en Brasil, pero una serie de problemas logísticos culminando en una conferencia de las Naciones Unidas resultaron en que la pelea fuera cambiada a Las Vegas en el evento UFC 148. De acuerdo a una historia por Fighters Only, Silva no estuvo motivado por el cambio de locación por lo que el dinero y los ruegos de Dana White fueron suficientes para hacerlo cambiar de parecer.

Del reporte:

Le tomo 75 minutos al presidente de la UFC para convencer a Anderson de pelear contra Chael Sonnen en Las Vegas en vez de Rio de Janeiro y esta fue la razón de que la conferencia de prensa fuera retrasada el día de ayer. El campeón estaba frustrado e insistió en pelear en Brasil. Anderson le dijo a Dana que Sonnen le había faltado al respeto a el, a su familia y a todos los Brasileños.

Anderson Silva: “El merece que le de una lección aquí, se lo debo a mi gente.”

Dana tuvo que convencer a Anderson al demostrarle los potenciales número de pagos por evento que esta pelea generaría, por lo que le garantizo un buen porcentaje de las ventas de los pagos por evento. Como muchas cosas en la vida, el dinero es mas ruidoso que nada.

Al final de cuentas, todo se resume a que será lo mejor para los negocios. Será mas fácil lograr generar mayores números en Las Vegas, sin tener que lidiar con las pesadillas logísticas que la conferencia de las Naciones Unidas estaba presentando. Esta fue la decisión correcta.

27 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario