Años atrás en el 2006, Ken Shamrock apareció en el programa ‘The Best Damn Sports Show Period‘ desde el norte de California en una transmisión vía satélite. Por otra parte sentado en el estudio de Los Ángeles estaba Tito Ortiz. La idea del segmento era simple, escalar la disputa entre estos dos peleadores:

Ken Shamrock: “Voy a tomar tu alma.”

Tito Ortiz: “Estoy muy feliz de saber que no tuviste que ir con el mago de Oz para encontrar tu coraje, pequeño León.”

Esto es simple diversión. Y la diversión entre estos dos peleadores continuo hasta la conferencia de prensa donde Shamrock dijo: ‘Espero por Dios que estés listo, porque planeo darte una paliza hasta que te conviertas en un muerto viviente.’ Ortiz simplemente contesto con una risa burlesca, lo cual enfureció de gran manera al veterano Shamrock.

Cuando estas vendiendo pagos por evento, esto es oro. La misión esta completa si tu eres Tito Ortiz entrando en la cabeza de Shamrock.

 Los posters y los comerciales están bien y son buenos para promocionar, pero nada enciende mas a un fanático que una guerra de palabras al estilo de la vieja escuela.

Lo mismo sucedió al parecer para Chael Sonnen, el cual le ha faltado al respeto a Anderson Silva por tanto tiempo que el campeón finalmente anunció sus intenciones por romper los dientes y el cráneo de Sonnen. Esto es el hablar basura, una novedad para Silva, una incontrolable necesidad para Sonnen.

Esto es parte del deporte. Los medios lo provocan, los peleadores responden. ¿Porque funciona tanto esto en las Artes Marciales Mixtas? Porque es a donde se están dirigiendo los peleadores – a una pelea.

Si los niños en la escuela comienzan a hablar de las madres de los otros niños, créanme que se armará una pelea en la esquina a la hora de la salida. La emoción aumenta a cada insulto y seguramente todo mundo se presentará a ver la pelea. Lo mismo sucede en nuestro deporte, solo que con un par de patrocinadores y una jaula repleta de luces.

En otros deportes los atletas que insultan normalmente utilizan metáforas, aquí no es siempre así. Por ejemplo, Frank Mir no hablo antes de la pelea sobre romper el brazo de Nogueira, el simplemente lo hizo. Si alguien planea quejarse sobre la moral del deporte, se debe de quejar sobre las acciones, no las palabras. Si podemos aceptar una, entonces deberíamos poder aceptar a la otra.

Años atrás en el evento UFC 94, Bj Penn grabo un vídeo promocioal para la UFC donde decía: ‘Georges, planeo ir hasta la muerte. Voy a intentar matarte, no estoy bromeando sobre esto.’ Refiriéndose al campeón welter de la UFC Georges St-Pierre.

Penn no estaba exactamente bromeando, pero no estaba siendo completamente serio. Fue su forma de decir que quería golpear a GSP de una manera muy desagradable. Todo lo demás es un simple estado mental. Es una declaración de seriedad. Un simple pavo real en posición de guerra.

En esencia, Penn lo dijo para vender la pelea.

Hay muchos otros ejemplos, incontables. Dan Henderson comento que quería hacerle un hoyo a la cara de Anderson Silva. Frank Mir comento que quería ser el primero en asesinar a alguien en el octágono (en su pelea contra Brock Lesnar). Wanderlei Silva comento sus intenciones por matar a Sonnen si ambos se enfrentaban. ¿Acaso olvidan las declaraciones de Mike Tyson sobre Jim Gray? ‘Mi estilo es impetuoso, mi defensa es insuperable y simplemente soy feroz. Quiero tu corazón, quiero comerme a tus hijos – alaben a Allah!

Las palabras de Tyson fueron crudas y te dejaban pensando. ¿Pero en verdad pensó que los hijos de Lewis eran comestibles? Claro que no, el solo estaba molesto con Lewis. En pocas palabras, en otros deportes profesionales el declarar tus intenciones por romper los dientes y el cráneo de tu oponente no puede ser tolerado.

En la UFC por otra parte, aunque estas acciones no hagan felices a tus patrocinadores, ciertamente esta permitido. ¿Como no lo estaría? Es parte del juego el vender una pelea y al fin de cuentas esto no es un juego. Es una pelea real. Todas las palabras que sean dichas antes de la pelea son destinadas a crear un conflicto, un conflicto que será resuelto frente a millones de personas.

7 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario