Anderson Silva finalmente ha dejado que sus palabras hagan el trabajo, algo considerado raro y posiblemente único.

Silva revelo sus malas intenciones contra Chael Sonnen en el llamado de prensa en promoción de UFC 148 este pasado Lunes. Si sus palabras fueran puestas fuera del negocio de las peleas, estas amenazas serían exactamente del tipo de amenazas que terminan en una litigación.  Silva comento sus planes por romper la cara de Sonnen, cuidadosamente sin olvidar ningún detalle de sus dientes.

Y boom! Así de simple el drama del evento UFC 148 tiene ahora dos lados. Duro muchos años en lograrse, pero Sonnen finalmente logro que Silva lo atacara, lo cual es lo que Sonnen siempre quiso.

Es hora de recordar como sucedió esto.

En el 2009 y a comienzos del 2010, Sonnen, de la nada, logro vencer a un par de peleadores de gran nivel llamados Yushin Okami y Nate Marquardt. Antes de que se enfrentará a Marquardt en el evento UFC 109, el comento lo siguiente: “No tengo opción mas que ganar esta pelea.” Con Nate siendo un favorito de 4-1, Sonnen parecía hablar como si su vida dependiera de vencer a Marquardt, el cual era el mejor candidato para enfrentarse a Silva.

Justo antes de Marquardt, Sonnen tuvo un gran cambio. De repente Sonnen se convirtió en una motivado peleador, un comediante, un hipócrita amoroso, una campaña de Mercadotecnia ambulante así como una legitima amenaza al trono de la división. El fue amado así como odiado.

El fue enviado a una división donde se encontraba el mejor peleador del deporte en la cima y sin ningún rival que amenazará su bienestar. Cuando Sonnen logro vencer a los escépticos al darle una paliza a Marquardt con su poderoso nivel de lucha, su estilo lució tan peligroso como la kyptonita verde para el golpeo de Anderson Silva.

¿Alguien recuerda el camino al evento UFC 117? Fue como ningún otro en la historia del deporte:

Como ven en el vídeo anterior, Sonnen humillo a Silva a lo largo de 3 meses frente a los medios. Esto fue perfecto, ya que Silva venía de la peor presentación de su carrera en Abu Dhabi cuando se enfrento a Demian Maia. El tiempo para atacar de Sonnen fue perfecto, especialmente para la gente que estaba cansada de ver a Silva bailar en el octágono. El lo dijo públicamente, y al publico le encanto.

Y esa fue su primer promesa, Sonnen era el primer peleador que forzaría a Silva a pelear. El sacaría el predador de su interior y esto fue como música para los oídos de la UFC. ¿Y adivinen que hizo Sonnen? El lo logro. El respaldo cada palabra que dijo y llevo la pelea a Silva, dominando 9/10 de la pelea. Silva no vio mas que la luces del estadio a lo largo de 23 minutos, comiendo codazos, recibiendo golpes, y todo con una cabeza en su pecho.

Jamás hemos visto respaldar a alguien sus palabras como lo hizo Sonnen, solo para verlo terminar derrotado…

Silva persevero y Sonnen se rindió. Luego el fue castigado por haber sido atrapado con niveles sobre humanos de testosterona, fue suspendido y recibió cargos por lavado de dinero. Pero en el proceso de todas estas trágicas noticias… Sonnen se convirtió en una inmensa estrella.

Pero añadamos esto a su lista de logros: El también despertó a Silva, el cual paso a aniquilar a sus próximo dos oponentes (Vitor Belfort y Yushin Okami). A pesar de todo Sonnen continuó molestando. La promoción del evento UFC 148 comenzó el momento en el que fue sometido en el 2010. Por el ultimo par de años, Chael ha llamado a Anderson una persona falsa y cobarde. El ha hecho esto sin parar y sin filtro llevando a convertir esta pelea en la revancha mas grande de la historia de la UFC.

Pero Anderson ya tuvo suficiente. Ya que este pasado Lunes el campeón finalmente le respondió a Sonnen:

Anderson Silva: “El no merece estar en el octágono. Cuando el tiempo llegue y cuando el momento sea el correcto. Planeo romper su cara, y romperé cada uno de los dientes de su boca.”

Es hora.

¿Saben porque esta pelea es tan personal? Porque a pesar de los dos años de fermentación, cada peleador se necesitaba el uno del otro como el deporte necesitaba esta rivalidad. Si Silva hubiera sido solamente un campeón caballeroso, las palabras de Sonnen jamás hubieran tenido un significado. Si Sonnen jamás hubiera provocado a Silva, muy probablemente el campeón hubiera perdido el interés en seguir compitiendo. Ahora, las memorias de su pelea contra Demian Maia están tan lejos como Abu Dhabi.

Sonnen ayudo a enterrar eso de la memoria de los fans. Sonnen hizo de Silva su mejor trabajo. Sin Silva, Sonnen jamás se hubiera convertido en el personaje que es. Sin Sonnen, Silva se hubiera retirado sin un rival — un rival que lo ayudo a resaltar su grandeza por 2 sólidos años mas.

Cuando todo haya terminado, ambos deberían darse las gracias.

Este pasado Lunes fue bueno. Silva finalmente rompió su personaje publico para anunciar la destrucción de Sonnen. Todos sabíamos que iba a pasar, pero nunca duele el escucharlo. ¿Cual será la respuesta del publico?

Una muy simple y resumida en 3 palabras: Ya era hora.

¿Están listos?

4 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario