Han pasado casi 3 años desde que Frankie Edgar compartió el octágono con alguien no llamado Penn, Maynard o Henderson.

Si la UFC aun tuviera el habito de ponerle nombre a sus eventos (UFC 101: Declaration, UFC 97: Redemption, por nombrar algunos) Sería apto que el evento del fin de semana pasado se titulará así – UFC 150: Sentimientos mezclados. Pero si la brevedad no es lo tuyo, entonces este nombre estaría mas acorde – UFC 150: Donde la pelea por el titulo termina igual de controversial que todas las peleas por el titulo en los últimos 2 años.

Ambos nombres son apropiados, especialmente porque a pesar de que ya han pasado varios días desde el evento, el publico aun sigue con sentimientos encontrados respecto a la victoria por decisión dividida de Ben Henderson sobre Frankie Edgar en una pelea que continua atormentando a la división de las 155 libras.

En este punto parece haber algo en el estilo de pelea de Frankie. Para el antiguo campeón esta es la tercer revancha en 6 peleas y la quinta que se ha ido a una decisión. Para poner las cosas bajo perspectiva, la ultima vez que Edgar se enfrento a alguien no llamado Ben Henderson, Gray Maynard o Bj Penn fue en Diciembre del 2009, cuando sometió a Matt Veach en una pelea transmitida por TV gratuita.

Esta vez Edgar no pudo recuperar su cinturón. La decisión no fue exactamente un brutal robo, pero tampoco fue correcta. Considerando que Edgar tiene solo una victoria en sus 4 ultimas peleas, definitivamente esta decisión fue una muy dolorosa para el nativo de Nueva Jersey y para la gente que pensó que debió haber ganado la pelea.

Desafortunadamente, esta es la naturaleza del deporte. En algún punto alguien tendrá que cambiar las reglas, el criterio de los jueces o que va, esperemos que algún día cambien a los jueces. Pero hasta que eso no suceda, esta es la realidad del deporte.

Ahora viene lo mas difícil, aunque la decisión fue controversial y dejo a los fanáticos y analistas con la boca abierta… es hora de seguir adelante. Tenemos que dejar ir esta. Por el bien de la división de los pesos ligeros y el bien de Frankie Edgar, no podemos dejar el titulo estancado revancha tras revancha.

En Henderson, la UFC ve al peso ligero prototipo del futuro. El es enorme para su división, mucha dinamica en sus pies y entre otras cosas es imposible de someter. Desafortunadamente su disputada victoria sobre Edgar no le ayudo en nada a su reputación y una tercer pelea ciertamente nos traería otro gran debate.

En orden de ver que tan bueno es realmente Henderson, tenemos que verlo pelear con el resto de los peleadores. Necesitamos verlo enfrentarse a los grandes Nate Diaz y Gray Maynard de la división. Esperemos verlo tener sus revanchas contra Anthony Pettis y Donald Cerrone (quienes al igual que el campeón) se han convertido en nuevos peleadores con su entrada al octágono.

Para Edgar (el cual cumple 31 años en dos meses) el ha dejado su punto en claro. Para un atleta que ni siquiera es grande en los pesos pluma, el ha pasado ma mayor parte de su carrera peleando contra tipos que esencialmente eran Junior Welters (si dicho peso existiera en las MMA).

Sería algo malo decir que alguien que fue tan exitoso en la división ligera tenga que bajar de división, pero aun así la verdad es clara: La distancia mas cercana a otra oportunidad de pelear por el titulo de la UFC esta en las 145 libras.

Dejen que Henderson entretenga a nuevos peleadores, que los fanáticos se entretengan con nuevas rivalidades y dejen que Edgar (Quien es obviamente un campeón) visite los pastizales mas verdes.

Todos los que esten involucrados le sacaran un gan provecho a la situación.

27 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario