El no llegar al peso es algo muy difícil mentalmente para un peleador, si no pregunten a Melvin Guillard. Este gran peleador no logro llegar a la marca de las 155 libras camino a su pelea en el co-evento estelar de UFC 150 contra Donald Cerrone. Las 1.5 libras extras ciertamente molestaron a Guillard camino a su esperada pelea con el vaquero. ¿Pero fue esa la razón por la que perdió en menos de dos minutos? Guillard apunta a otro problema: su agresión.

Melvin Guillard: “Es muy difícil lidiar con esto. La única cosa en la que me doy crédito es que entre ahí cuando ciertos tipos no se hubieran atrevido. Pero, esa no es una excusa. Lo tenía muy lastimado y pude haberlo terminado, pero fui muy agresivo. Debí haber escogido mejor mis golpes. Espero que esta derrota no me mande muy para atrás. Solo quiero seguir caminando hacía adelante, estoy cansado de las decepciones.”

Mas a continuación:

“En verdad no vi la patada a la cabeza. Ni siquiera sabía que era una patada en la cabeza hasta que me pare. Me fui al suelo y mi ojo comenzó a doler, sentí que algo estaba en mi ojo. Me di cuenta de la mano del referí en mi espalda, así que supe que la pelea había terminado. Aun a pesar de eso, estando en el suelo, sentí que algo estaba en mi ojo. Pensé que me había golpeado con un puño. No supe que fue una patada hasta que vi la repetición.”

11 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario