A pesar de la controversia que estuvo alrededor de Jon Jones y el drama que parece seguirlo sin descanso, nada pareció importarle una vez que entro al octágono.

A pesar de haberse enfrentado a un ataque publico por parte del presidente de la UFC Dana White por haber rechazado una pelea en UFC 151, Jones no tuvo problemas para limpiar su mente y dar una gran presentación bajo los reflectores. Tomando poco daño y sistematicamente destruyendo a su oponente, Jones venció a Vitor Belfort por sumisión en el Round 4.

El final llego a los 54 segundo del round.

Jon Jones: “Se siente genial. Una frase dice que la adversidad es un maestro de un gran general.”

A pesar de haber sido abucheado camino al octágono, los fanáticos gritaron de felicidad al ver la finalización, una sumisión sobre un cinta negra de Jiu-Jitsu Brasileño. Aun así Jones tuvo que sobrellevar un muy fuerte susto en el primer round. El derribo a Belfort en los primeros segundos de la pelea, y Belfort rápidamente hizo la transmisión a una llave de brazo. Aunque parecía que su brazo se había salido de lugar, Jones se rehuso a rendirse:

“En verdad estaba esperando a que se rompiera pero no planeaba rendirme.”

Belfort dice haber escuchado quebrarse el brazo, por lo que le dio sus respeto al joven campeón:

Vitor Belfort: “Este león es muy duro, logro mantener la compostura muy bien.” 

Este fue un tremendo esfuerzo para Belfort, el cual tomo la pelea con tan solo un mes de aviso luego de que se cancelara el evento UFC 151. Luego de que su intento de romper el brazo de Jones fallo, la pelea se fue en picada para el. Jones lo venció de pie y en el suelo a pesar de no usar su brazo derecho.

Esta es la cuarta defensa consecutiva del joven campeón de 25 años, el cual esta a tan solo 1 pelea de igualar el récord de Tito Ortiz.

97 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario