Los detalles de sus sesiones de entrenamiento pueden ser algo borrosas, pero una cosa es cierta: El tiempo que paso haciendo sparring con Martin Kampmann le han otorgado un gran nivel de confianza a Johny Hendricks camino a este Sábado.

Cuando hablamos de artistas marciales mixtos, es difícil sentirse molesto por alguien como Johny Hendricks. Este peleador no es alguien que se involucre en guerras verbales, pero camino a su pelea contra Martin Kampmann este Sábado, Hendricks comienza a revelar un poco de hostilidad.

Johny esta muy molesto por las declaraciones de Kampmann que dicen que planea knockearlo. Pero Hendricks se siente confiado, especialmente de que el y Kampmann entrenarán hace un par de años en el gimnasio Xtreme Couture en Las Vegas.

Martin Kampmann: “He trabajado muy duro y he vencido a peleadores muy duros para recibir mi pelea por el titulo, y ahora mismo Hendricks esta en mi camino y planeo knockear su trasero para conseguir mi pelea por el campeonato. Hendricks golpea con mucho poder y sus golpes vienen de distintos ángulos  pero su mayor fuerza es la lucha. Solía entrenar con el en Las Vegas y aun siento que soy mejor que el. Mi lucha ha mejorado mucho así que reconozco que puedo vencer su trasero y defender sus derribes.”

Hendricks no tiene miedo de admitir que Kampmann fue mejor que el durante aquellas sesiones de sparring cuando ambos entrenaban juntos en el 2007/2008. Pero eso fue cuando Hendricks era apenas un bebe dentro de las Artes Marciales Mixtas. Ahora que ha decidido hablar de esos tiempos, Hendricks deja de ser un calmado peleador y muestra un poco de honestidad en sus palabras:

Johny Hendricks: “Entrene con el alrededor de 1 año y medio. La cosa es que la ultima mitad del año el ya no quería entrenar conmigo, es por eso que cambie de campamento de entrenamiento. Una vez que llegue a un punto donde podía competir con estos tipos, ellos ya no querían entrenar conmigo. Ellos querían aprender de mi, aprender mi lucha, peor una vez que llegue a un punto donde yo podía aprender de ellos, intercambiar golpes con ellos, ellos no me devolvieron lo que pense que harían.Dejaron de entrenar con migo, y fue cuando me cambie de campamento.” 

Esos días están detrás de el ya que finalmente Hendricks es tan peligroso en su lucha como en su golpeo. Su habilidad de golpeo lo ha convertido en uno de los mas temidos golpeadores de toda la división.

“Cuando comencé en las MMA, sabía que tenía que hacer que la gente tuviera miedo de mi, miedo de mis manos. En verdad tenía que trabajar mi golpeo; de esa manera, la gente comenzaría a temer de mis manos. Eso hizo mis derribes aun mas fáciles. Ahora que mi golpeo ha llegado a un punto donde yo puedo elegir donde llevar acabo la pelea. Mi confianza esta en los cielos.”

Hendricks tendrá mucha confianza camino a su pelea contra Kampmann y de igual manera que su oponente, mucha de esa confianza viene de sus días entrenando en Xtreme Couture. Kampmann es un solido peleador y Hendricks esta consciente de ello. El ha experimentado las habilidades de Kampmann durante mucho tiempo pero es esa experiencia la que lo tiene desesperado por ir a terminar la pelea en UFC 154:

“Kampmann esta en su mejor momento. Cuando entrenamos juntos, el ya sabía todo lo necesario en el golpeo; el ya estaba en la UFC peleando en las 185 libras. El añadió un par de cosas, pero no mucho. Una vez que llegas a tu cima, es difícil agregar nuevas cosas. Pero el es durable y muy rudo.”

“Yo estaba junto con el cuando comenzó a cortar a las 170 libras; lo conozco desde hace mucho tiempo. El hecho de que el este ahí y diga que no he evolucionado no tiene sentido. No soy el mismo peleador que era hace 2 años o 1 año atrás; estoy mucho mas avanzado.”

Ciertamente esto será bueno y con mucha facilidad esta pelea podría llevarse el bono de la pelea de la noche. Una de esas peleas que te hace comerte las uñas.

Foto: Fotografía cortesía de esporte.uol.com.br

9 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario