Ronda Rousey hizo lo que todos esperábamos en el evento UFC 157 - someter a Liz Carmouche con una llave de brazo en el primer round. Aun así el camino para esa meta fue mas difícil de lo que todos esperamos y obviamente el resultado llego con algo de controversia.

La campeona de la UFC Ronda Rousey era una considerable favorita camino a su pelea contra Liz Carmouche en el evento UFC 157. Mientras la pelea fue muy dramática, muchos recordarán esta pelea como otra rápida victoria por sumisión para Rousey. Aun así esta victoria no llego fácil para la campeona, especialmente porque se tuvo que enfrentar a una muy profunda sumisión – una que parecía iba a destrozar su cara.

¿Como escapo? Obviamente con mucha determinación y esfuerzo. Peor hay algo mas que es sumamente interesante: Una marca de mordida en el brazo de Liz Carmouche. No estamos acusando a Rousey de haber mordido adrede a Carmouche. Aparentemente la presión del ahorque sacó la boquilla de Rousey; obviamente con la mandíbula abierta los dientes pueden poner presión en la piel y dejar una marca.

Independientemente de la razón, Rousey se disculpó con Carmouche durante la conferencia de prensa posterior al evento. Esto es lo que le comento en el canal Fuel TV:

Ronda Rousey: “Esa fue la posición en la que mas vulnerable he estado en toda mi carrera. Eso estaba demasiado apretado, ese ahorque en el cuello, estoy muy feliz de haber podido salir de el. Ella tenía el ahorque a través de mi boca y su antebrazo estaba apretando contra mis dientes. Obviamente no fue nada divertido para ella como no lo fue para mi. ¿En que deporte tan loco estamos, he?”

Esta es la imagen del brazo de Carmouche publicada por un oficial de prensa de la UFC (Ant Evans) :

Moprdida ¿Opiniones fanáticos?

Foto: Fotografía cortesía de Esther Lin para MMA Fighting

24 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario