Johny Hendricks salió a su pelea en el evento UFC 158 contra Carlos Condit diciendo que no necesitaba un nocaut para recibir su pelea por el cinturón. La verdad es que el tiene toda la razón, especialmente después de su presentación este Sábado. Durante la pelea Hendricks hizo todo lo posible por conseguir un nocaut, pero Condit por su parte buscaba lo mismo con feroz hambre – haciendo entre los dos la que fácilmente será la pelea de la noche.

Esta fue una pelea muy cerrada pero al final fueron los derribes de Hendricks los que le dieron la ventaja en los ojos de los jueces, los cuales calificaron esta pelea como un 29-18.

Johny Hendricks: “Carlos es mas duro que el infierno mismo. No quiero quitarle el mérito  Dimos una muy gran pelea. Llegue aquí diciendo que quería robarme el show, creo que lo logramos.” 

Hendricks no termino con su victoria, ya que decidió llamar a pelea el campeón welter Georges St-Pierre – quien aun no había peleado contra Nick Diaz en el evento estelar de la noche.

“GSP, si tu ganas esta noche, quiero verte aquí en 5 meses.”

Hendricks y Condit pelearon en una paso frenético. Mientras Condit utilizo su ventaja de alcance gracias a sus excelentes patadas, Hendricks fue capaz de cortar la distancia con su gran agresividad – esto gracias a su fuerte izquierda. En varias ocasiones esta izquierda conecto, pero Condit fue capaz de sobrevivir, regresando con sus propios golpes.

La diferencia en la pelea estuvo en que Hendricks (15-1) fue capaz de neutralizar los momentos de Condit con sus derribes. A lo largo de la pelea de 3 rounds, Johny completo 12 de sus 15 intentos de derribe. Mientras el no pudo mantener mucho tiempo a Carlos (28-7) en el suelo, los jueces no pudieron dejar de lado su control.

El intercambio de golpes fue bastante parejo a lo largo de la pelea. De acuerdo a FightMetric Condit conectó mas golpes en 2 de los 3 rounds.

Foto: Fotografía cortesía de Ed Mulholland para ESPN.com

34 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario