En la pelea mas grande de su carrera, Alan Belcher simplemente decepciono. El rápido y atlético Michael Bisping usualmente abruma a sus oponentes con su constante actividad y esta fue esencialmente la formula que utilizo para controlar su pelea en el evento UFC 159.

Todo iba bastante bien para el Británico hasta que un piquete en el ojo accidental hizo que pararán la pelea. Como lo indican las reglas, cuando hay un golpe accidental, la pelea se va rápidamente a las hojas de los jueces donde claramente Bisping había ganado una decisión unánime con calificaciones de 30-27, 30-27 y 29-28.

Con la victoria Bisping eleva su récord a un 24-5 mientras que Belcher baja a un 18-8 con la derrota.

El piquete accidental llego mientras Bisping lanzaba un gancho izquierdo (con el puño abierto) lo que ocasiono que sus dedos entrarán en el ojo derecho de Belcher. Inmediatamente Alan se tiro al suelo, hasta que referí Herb Dean parará la pelea para invitar al doctor a revisar el golpe – quien rápidamente paro la acción. El piquete accidental fue muy fuerte visualmente, ya que mucha sangre comenzó a salir luego del incidente. Este ojo fue el mismo que requirió una cirugía de emergencia en el 2010… un procedimiento que amenazo con terminar la carrera de Belcher.

Bisping se disculpó por el golpe, pero menciono que la victoria se debido a su gran nivel de condición y su deseo de volver a las victorias. El había sido terminado por Vitor Belfort en su última pelea.

12 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario