Para los que lo hayan experimentado, no hay nada peor que tener la preocupación de ser despedido de tu trabajo (o expulsado de tu escuela). Ese pequeño sentimiento en tu estomago que te mantiene nervioso y sin hambre a lo largo del día. Quien se encuentre en esta situación solo tiene de a dos, o te desempeñas mejor que nunca y le demuestras a tus detractores que están equivocados – o simplemente esperas lo mejor de la manera menos mediocre posible.

El día de mañana en el evento UFC 160, 3 peleadores de la compañía tendrán que pasar por la pelea mas difícil de sus carreras: Porque pelearán por sus empleos. Como todos saben la compañía ha estado despidiendo a muchos empleados últimamente y sin duda una derrota mas para algunos de estos tres significa un despido seguro.

¿Quienes corren riesgo? Les tenemos la lista a continuación:

Robert Whittaker. El venció a Brad Scott en su debut dentro de la UFC, pero una derrota ante Colton Smith podría hacerlo desechable - especialmente en estos tiempos donde la UFC se esta ajustando el cinturón en lo que respecta a su establo de peleadores.

Jeremy Stephens. Si no fuera suficiente el hecho que esta abriendo el evento en la primer pelea, probablemente su racha de 3 derrotas consecutivas te convenza del riesgo que esta corriendo. Este movimiento a las 145 libras es un ‘todo o nada‘ para Stephens. Otra derrota y será un doloroso adiós para este entretenido peleador.

KJ Noons. Sería un poco despiadado para la UFC el despedirlo, particularmente porque viene de una muy controversial derrota ante Ryan Couture pero una derrota ante Cerrone es un poco predecible desde que se anunció la pelea. Noons necesita recordarnos a todos que es el tipo que venció a Nick Diaz en el 2007. Una quinta derrota en 6 peleas es un hueso duro de roer, puede ser una bandera roja o una blanca… dependiendo de tu enfoque.

Foto: Fotografía cortesía de Al Bello/Zuffa LLC/Getty Images

14 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario