Luego de su victoria por decisión dividida este pasado Sábado, Rashad Evans confirmo que su hogar esta en las 205 libras por lo que ya no tiene intenciones por bajar de división.

A lo largo del otoño del 2012 y camino a su pelea en el evento UFC 156, escuchamos mucho en los medios la intención de Rashad Evans por bajar de división para enfrentarse a Anderson Silva por el titulo. De hecho, el presidente de la UFC Dana White anunció que Evans sería el próximo oponente de Anderson solo si lograba vencer a Antonio Rogerio Nogueira. Por supuesto todas estas conversaciones de un Silva/Evans terminaron luego de su decepcionante presentación.

Este Sábado en el evento UFC 161, Rashad finalmente volvió a ganar una pelea al vencer a Dan Henderson por decisión unánime. Con esta victoria el pareció finalmente listo para abandonar sus planes por bajar de división. Esto es lo que comento durante la conferencia de prensa posterior al evento:

Rashad Evans: “La cosa es que, las 205 libras es mi hogar. Si una oportunidad se me presentará en las 185 y si en verdad es una buena oportunidad, lo haría. Pero en realidad me siento muy bien en esta división y es muy difícil para mi el dejarla. Me gustaría mucho volver a enfrentarme a Jon Jones. Me gustaría volver a donde estaba y ser capaz de lucir espectacular en cada pelea. Pero esto es muy difícil. Tienes a muchos tipos que son talentosos, es un panorama muy diferente. Tengo que hacer ajustes en mi juego si es que planeo ser dominante.”

Por ahora su revancha contra Jon Jones esta un poco lejos y en su mayoría la cima de la división esta ocupada. Una pelea contra Glover Teixeira sería excelente, tiene todo el sentido desde el punto de vista de los rankings. ¿Algún otra sugerencia?

Foto: Fotografía cortesía de Ric Fogel para ESPN

15 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario