Aunque en estos momentos esta programado para enfrentarse a Anderson Silva, Chris Weidman estuvo muy cerca de firmar con la compañía Bellator. Sin duda alguna su historia pudo haber sido muy distinta de no haber sido por su extraordinario representante.

En estos momentos Chris Weidman esta cerca de recibir la oportunidad mas grande de su carrera. Después de haber logrado un récord invicto en sus 9 peleas, el esta programado para enfrentarse al rey libra por libra y campeón de la división media de la UFC Anderson Silva. Ambos pelearán en el evento UFC 162 el próximo Julio, pero lo gracioso es que hace apenas 2 años el estaba en bancarrota y esperando por su gran oportunidad.

Su oportunidad llego en el 2011 cuando tomo una pelea de corto aviso para enfrentarse a Alessio Sakara en el evento UFC on Versus 3. Pero de acuerdo a un articulo del New York Post, de no haber sido por su ingenioso abogado, la historia podría haber sido muy distinta para este habilidoso peleador. Semanas antes de que Chris firmará con la UFC, el ya se había sentado con su familia para festejar la firma de su contrato con Bellator. Aun así su manager le dio una segunda leída a su contrato y vio una cláusula que le permitía a la compañía el mantenerlo bajo su mando por 3 o 4 años (opuesto a los 2 años que habían acordado).

Después de haber leído la cláusula, un decepcionado Weidman se negó a firmar el contrato con Bellator. Por suerte para el, recibió una llamada por parte de la UFC solamente 2 semanas después. ¿Que siguió para el? Una racha de 5 victorias consecutivas con 2 de ellas siendo sobre oponentes dentro del top 10.

Este mismo tipo de problemas con los contratos de Bellator los han sufrido peleadores como Eddie Alvarez, Dave Herman, Roger Hollett y Tyson Nam.

Foto: Fotografía cortesía de Ross Dettman para ESPN.com

6 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario