Es común escuchar que los estilos hacen las peleas. Sin duda alguna Chris Weidman predico este mantra a lo largo de 2 años para convencernos a todos que tenía el estilo necesario para derrotar al entonces invencible campeón de la UFC Anderson Silva. Y mientras mas hablaba Weidman de sus habilidades, mas convencido parecía escucharse.

Aun así una cosa es hablar, mientras que la otra es ponerse en acción. Weidman no solamente habló (Como Chael Sonnen), el cumplió todo lo que dijo y logro una de las metas mas grandes para cualquier Artista Marcial Mixto. Aun así, su meta esta lejos de estar completada. El levantar el cinturón de Silva es solamente una pequeña parte de la meta de Weidman. Este peleador quiere sentir la grandeza.

Chris Weidman: “Es bastante loco. Cualquiera pensaría que en este punto, debería relajarme y sentarme a disfrutar. Pero instantáneamente estoy mas hambriento que nunca. Tengo que mejorar. No siento que lucí en mi mejor forma. Así que estoy muy emocionado por volver ahí y mantener este cinturón por el mayor tiempo posible.”

Este es el tipo de actitud que me hace creer que Weidman tiene el estado mental necesario para alcanzar su meta final. Se nota que el no esta satisfecho con solamente ser el único peleador en vencer a Silva dentro del octágono. Sus habilidades son bastante buenas, su lucha es incomparable, su Jiu-Jitsu es de la mejor calidad y su golpeo es mejor que el promedio. Pero mas importante aun, este joven esta mejorando mucho en todas estas areas.

Sin duda la próxima vez que veamos a Chris en el octágono el será un mejor artista marcial del que vimos la noche de este Sábado. Creo estar seguro de que aun no hemos visto el mejor Chris Weidman. Es por esto que la revancha contra Anderson Silva es mas intrigante. Silva no había sido visto en el mundo de las derrotas desde hace mas de 7 años y parece que esto lo afecto bastante:

Anderson Silva: “Primero que nada tenemos que respetar a Chris Weidman. El es el campeón, el gano la pelea. Pero ahora mismo solamente estoy pensando en volver a casa. Quiero estar con mis hijos y quiero tomarme un pequeño tiempo fuera. Tal vez en 3 o 4 meses pensaré en que voy a hacer. Pero por el momento no me importa una revancha. Solo quiero estar solo para pensar en todo. Hubo mucha presión para defender este titulo. Lo defendí por mucho tiempo, así que solo necesito tiempo para mi mismo.”

Aunque se quedo corto este Sábado, Silva de 38 años no mostró indicios de haber perdido el ritmo. De hecho el lució impresionante hasta el momento del nocaut. Silva prácticamente utilizó todos sus trucos, pero Weidman no cayó en sus trampas. Si una revancha se lleva acabo esperen ver al mejor Silva que hayamos visto… así como también un muy mejorado campeón medio de la UFC (Chris Weidman, hay que acostumbrarnos) .

78 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario