La semana pasada escuchamos rumores que indicaban que el campeón Anderson Silva estaba lesionado por lo que no podría competir dentro del evento UFC 162, por suerte los rumores no fueron ciertos pero nadie se asusto tanto como su oponente del próximo 6 de Julio Chris Weidman.

El campeón de la UFC Anderson Silva se enfrentará a Chris Weidman el próximo 6 de Julio en el evento UFC 162 en Las Vegas… esto si esta saludable. La semana pasada escuchamos múltiples rumores que indicaban que el campeón estaba lesionado, por suerte el presidente de la UFC salió a negar dichos rumores. Pero alguien estuvo cerca de sufrir un infarto, ¿Se imaginan quien? Obviamente su oponente. En una reciente aparición en el programa The MMA Hour, Weidman habló de esta dolorosa experiencia:

Chris Weidman: “En verdad me quede como que ‘No me digas esto, no me digas esto‘. Me estaba volviendo loco, en verdad tenía que irme a mi casa a dormir una siesta, necesitaba salirme del mundo por un momento. Honestamente necesitaba irme a mi casa a dormirme una siesta porque estaba a punto de volverme loco. Fue demasiado. Por suerte luego me di cuenta que no era verdad y toque madera. Ahí algo que me asusta en ello.”

“La cosa es que, ha sido un largo camino desde que me enfrente a Muñoz, desde ahí lo llame a pelear y han sucedido un par de cosas que han impedido que la pelea se lleve acabo. Debido a esto siento que tengo esa mentalidad. Aun así estoy entrenando para la pelea. Creo que va a suceder. Solo quiero estar dentro de la jaula con el. Solo quiero llegar al 6 de Julio. Quiero llegar a los pesajes. Quiero mirarlo. Quiero estar físicamente ahí y ser un hombre feliz.”

Definitivamente no podemos culpar a Weidman por su paranoia, especialmente por lo difícil que le ha sido el conseguir una pelea contra el.

22 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario