Articulo por: Oscar David Galicia (Oscardavid)

Hemos visto decisiones desastrosas a lo largo de toda la historia de las Artes Marciales Mixtas, algunas son controversiales, otras no cabe la palabra “controversia” en esa decisión por la simple razón de que no debía haber discusión a la hora de decidir el ganador de la pelea, como por ejemplo tenemos la pelea entre Michael Bisping vs Matt Hammil en 2007, y un gran historial de otras tantas peleas que nos pueden servir como referencia, como lo son:

Lyoto Machida vs Shogun Rua  (2009), Randy Couture  vs Brandon Vera (2009) Rampage Jackson vs Lyoto Machida (2010), Murilo Rua vs Dan Henderson (2001), Benson Henderson vs Frankie Edgar (2012), Jake Shields vs Martin Kampmann (2010) y en fin, la lista sigue y sigue…

Ningún deporte de contacto parece salvarse de una errónea o mala decisión, pasando desde el Boxeo hasta las MMA. Sin embargo, parece ser aún más difícil juzgar y decidir un ganador cuando hay tantos factores, elementos y complejidades en una pelea de MMA, recordemos que en una pelea de Boxeo cuenta como golpees a tu rival, pero en una pelea de MMA las cosas son un poco más difíciles,  ya que tenemos el Grappling y el Striking, y cuando tenemos estos dos elementos a veces las cosas se pueden salir de las manos, ya que parece no haber un balance a la hora puntuar en estas dos áreas de un combate.

Sin ánimos de entrar en un debate de quien perdió o quien gano debemos aceptar que el Grappling se está llevando la mejor parte de todo esto, son incontables las peleas donde al parecer si logras anotar un derribe por Round tienes la pelea en tus bolsillos, no tenemos que irnos tan lejos; cuando Lyoto Machida se enfrentó a  Phil Davis en UFC 163 la controversia salió a relucir inmediatamente, Phil Davis se había llevado la decisión al anotar 2 derribes de 10, por otra parte Machida anoto más golpes significativos, (Machida 27 – Davis 21), por lo tanto debo asumir que esos dos derribes valieron mucho más que otra clase de ataque, o es que simplemente los derribes fueron más notorios y los jueces no pudieron percibir los golpes,  ni mucho menos cuales fueron anotados y cuales no… Quién sabe.

¿Cuál es la solución? Sin duda alguna los jueces deben quedarse, porque una maquina no le podrá dar ese toque humano de ver quien es más agresivo, quien controla más el octágono o quien le infringe más daño a su rival, sin embargo concuerdo con algunas personas que señalan que cuando la tecnología avanza, entonces el deporte también avanza,  esto quiere decir que a mi punto de vista las estadísticas tienen que entrar al juego tarde o temprano, es decir, que los jueces tengan acceso inmediato a las estadísticas de la pelea en el transcurso de la misma, esto el añadiría una serie de cosas al deporte, entre ellas se encuentra la “Credibilidad”, que no es más que la confianza que tendríamos en las MMA y sus jueces.

¿Alguna otra solución para esta guerra entre Striking vs Grappling?, en la que también se involucra la mente humana y su raciocinio vs las estadísticas de una maquina computarizada. Mi opinión es que es hora de avanzar, así de fácil.

Fuente de estadísticas:   FightMetric

34 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario