Erik Koch hizo todo lo que estaba en su poder para someter a Dustin Poirier con un triángulo en el primer round de su increíble guerra pluma en el evento UFC 164. Pero Poirier no solamente logró escapar justo a tiempo, también logró ganar el legendario primer round y una solida pelea entre contendientes del top 10 para así demostrar que las expectativas por el combate eran bien merecidas.

Poirier gano la pelea por decisión unánime con calificaciones de 29-28, 29-27 y 29-27.

Después de haber escapado del triángulo inicial, Poirier logró darle la vuelta a la pelea con una muy poderosa derecha que conectó directamente en la mandíbula de Koch, algo que rápidamente lo mando a la lona. Poirier consiguió un muy profundo ahorque al final del round, pero Koch fue salvado por la campana. El segundo round continuo justo donde se quedo el primero, llegando a ser calificado como un 10-8 (por 2 de los jueces) a favor de Poirier quien utilizó su juego en el suelo y su juego de pie para dominar la pelea.

Koch paso a ganar el tercer round y paso los últimos minutos trabajando una sumisión, pero no fue suficiente para darle la pelea.

Dustin Poirier: “No puedo mentir, estuve cerca de desmayarme. Él me tenía muy apretado. Me encontré casi inconsciente. Pero con pura fuerza de voluntad logre sobrevivir y darle la vuelta a la pelea a partir de ahí.”

Poirier (13-4) gano por segunda vez en sus últimas 3 peleas mientras que Koch (13-3) pierde su segunda pelea consecutiva.

Foto: Fotografía cortesía de Rod Mar para ESPN.com

5 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario