Khabib Nurmagomedov demostró ser uno de los pesos ligeros más peligrosos del planeta al dominar por completo al poderoso veterano del deporte Pat Healy. ¿Es un pelea por el titulo lo que sigue para su carrera?

La última vez que entro al octágono, Khabib Nurmagomedov estableció el récord al mayor número de derribes dentro de una pelea con 21. Mientras que el Ruso no pudo replicar su cantidad de derribes en su pelea contra Pat Healy en el evento UFC 165, la realidad es que… el no necesitó hacerlo. En una de sus más impresionantes presentaciones, Nurmagomedov logró dominar en sus pies y en el suelo a uno de los peleadores más duro del deporte, ganando los 3 rounds en las cartas de los jueces.

En el primer round, Nurmagomedov logró sacar lo mejor de Healy en los intercambios, conectando poderosos golpes incluyendo uno que le abrió una cortada a Healy debajo de su ojo izquierdo. En el segundo round, Khabib bajó su acelerado paso, pero Healy no fue capaz de aprovecharse de la oportunidad. En el último round Nurmagomedov aceleró el paso nuevamente y logró hacer un épico slam que nos recordó al histórico momento en el Matt Hughes atravezó el octágono corriendo con Frank Trigg en sus brazos, una épica hazaña hecha en el evento UFC 52.

Terminando la pelea Khabib dejó en claro su lugar dentro de la división:

Khabib Nurmagomedov: “Damas y caballeros, tengo un récord de 21-0 y 5-0 dentro de la UFC. Por favor, denme una pelea por el cinturón. Estoy listo.”

Nurmagomedov (21-0) mejoró su récord a un 5-0 dentro del octágono. Mientras tanto Healy bajo su récord a un 29-17.

¿Que sigue para el Ruso?

Foto: Fotografía cortesía de Ric Fogel para ESPN

23 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario