Esta pelea cumplió lo prometido y más. En la que fácilmente se llevará a casa el bono de la noche, Gilbert Melendez y Diego Sanchez se involucraron en una de las guerras más memorables que hayamos visto en la división. WOW.

Durante toda la semana , Gilbert Melendez y Diego Sánchez prometieron fuegos artificiales y lo cumplieron, una de las mejores peleas del año sin duda, cumpliendo con las expectativas durante una guerra de 15 minutos de acción de locos. Al final Meléndez ganó por decisión unánime en el Toyota Center de Houston, con  puntuaciones de 29-28 , 30-27 y 29-28.

Gilbert Melendez: “Eso es lo que los mexicanos hacemos , nos aferramos a nuestra tierra y luchamos.”

El primer asalto empezaba con un ritmo increíble, Melendez se veía un poco más fuerte en su físico y lo dejaba de manifiesto al defender los intentos de derribe de Sánchez . Sánchez absorbe bastante el castigo , y devuelve una patada recta de Melendez, en cambio la mano derecha de Meléndez consigue atrapar una patada y rueda alrededor de la jaula con Sánchez.

Melendez utiliza su jab y entra en algunos intercambios al estilo de Sánchez vs Guida, sin embargo Melendez logró conectar un golpe que hizo temblar las piernas de Diego, el primero para Melendez. Sánchez consiguió montar a Melendez temprano en el primer asalto. Pero Meléndez se hizo cargo de allí , y abrió una fea herida en la ceja izquierda de Sánchez con un codazo increíble, de la que hizo sangrar profusamente Sánchez en la mayoría de la pelea.

Meléndez mejoró en el segundo asalto, aunque Sánchez estaba dispuesto a comerse varios golpes con el fin de colocar uno bueno. La estrategia parecía ser contraproducente, ya que Meléndez subió la temperatura y Sánchez parecía estar desvaneciéndose . Los dos primeros asaltos de acción entonces, Meléndez se vio mucho mejor pero luego llegaron los cinco minutos de pura magia en la tercera ronda.

El clásico Diego Sanchez puede no ser uno de los peleadores más talentosos del mundo, pero tiene más corazón que nadie dentro el octágono. Con todo el estadio del Toyota Center gritando su nombre, este duo de guerreros se involucraron en uno de los intercambios más salvajes que se hayan visto en la división… casi como ver a un par de Wanderleis Silvas compitiendo en los tiempos de Pride.

Después de haber sido de alta por el doctor, Sanchez logró sorprender al mundo al mandar a la lona a Melendez con un muy fuerte uppercut, estando bastante cerca de finalizar el combate. De hecho también atrapó a Melendez en una guillotina, pero el antiguo campeón de Strikeforce fue capaz de escapar. Ambos peleadores intercambiaron golpe por golpe hasta la última campanada.

Con la victoria Melendez ha ganado 8 de sus últimas 9 combates.

La cara de Diego Sanchez después del combate:

BW_d3RHCUAAujYU

Foto: Fotografía cortesía de Dave Mandel/Sherdog.com

64 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario