Se suponía que Anderson Silva sería la persona que iba a jugar mentalmente con su oponente una vez que ambos entrarán al octágono el pasado 6 de Julio, pero aparentemente fue todo lo contrario. Anderson fue noqueado por Chris Weidman en el evento UFC 162, algo que finalizó su reinado de 7 años sobre la división media. ¿Que salió mal? En una entrevista con Agora é Tarde Silva reveló que en la noche de ese Sábado las cosas fueron saliendo de mal a peor - algo que lo hizo perder el control.

Anderson Silva: “El ser noqueado es lo peor que te puede pasar. Siempre habrá preguntas, la gente quiere saber que sucedió pero en verdad no te puedes acordar de nada. Simplemente vez negro y eso es todo. El movimiento extraño que hice fue un error técnico para mantener mis piernas paralelas; debí haber dado un paso atrás en vez de lo que hice. Varios factores me llevaron a ser noqueado. La tensión en el aire antes de la pelea, simplemente quería explotar. Fueron una serie de errores. En mi carrera siempre he vuelto a mi esquina a pedir un consejo. Contra Weidman volví a mi esquina a discutir, pero debí haber llegado a mi esquina a calmarme. No hice nada de eso; perdí el control.”

El legendario Brasileño tendrá la oportunidad de corregir sus errores cuando se enfrente a Chris Weidman en una de las mas anticipadas revanchas de la compañía el próximo 28 de Diciembre en el evento estelar de UFC 168 en Las Vegas, Nevada.

Foto: Fotografía cortesía de Jayne Kamin-Oncea/USA TODAY Sports

35 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario