Debido a su polémico pasado que involucra múltiples pruebas de dopaje fallidas, Josh Barnett será duramente sometido a pruebas de dopaje sorpresa camino a su pelea contra Travis Browne.

Apenas el día de ayer la Comisión Atlética de Nevada le otorgó a Josh Barnett su licencia de pelea para su combate contra Travis Browne en el evento UFC 168 el próximo 28 de Diciembre. Aun así a cambio Barnett necesitará someterse a la famosa prueba de dopaje WADA, lo cual significa que las pruebas serán hechas de manera aleatoria… y por sorpresa.

Esta condición se debe al polémico pasado de Josh Barnett donde resultó positivo de sustancias ilegales en 3 distintas ocasiones… 2 veces en Las Vegas (2001 y 2002) con su tercer percance siendo en el 2009 en California camino a su combate contra Fedor Emelianenko en la ya difunta compañía Affliction.

Esto es lo que comento Barnett luego de recibir las condiciones:

Josh Barnett: “Entiendo la lista de sustancias prohibida y no era necesario. Tengo que ponerme esas cosas en mi boca, en mi cuerpo y nadie me esta dando nada por debajo de la mesa ni están poniendo cosas en mi sistema. Esta es mi responsabilidad.”

De acuerdo al mismo reporte Barnett se sometió a una prueba el pasado 15 de Octubre la cual resulto limpia. Por lo que es seguro decir que Josh hará se mantendrá bajo las reglas camino a una pelea bastante importante para su carrera, ya que lo acercará bastante a una pelea por el cinturón. Ya saben lo que dicen, crea fama y echate a dormir.

13 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario