Ronda Rousey lo logró de nuevo, solo que le tomo un poco más de tiempo. Ronda sometió a Miesha Tate en el tercer round, adivinen con que... si, una llave de brazo.

Miesha Tate logró hacer lo que parecía imposible… pero aun así no fue suficiente. A pesar de haber llevado a la campeona del UFC Ronda Rousey hasta el tercer round, Tate sucumbió ante la excelente y perfeccionada llave de brazo de Ronda… en lo que marcó una alocada y emocionante pelea.

Ronda comenzó el combate con mucha rapidez y logró conectar un fuerte rodillazo. Ella presiono a Tate contra la reja, pero se separaron rápido. Después de haber sido derribada, Tate logró ponerse nuevamente de pie para intercambiar de nuevo varios jabs. En el segundo round ambas chicas intercambiaron golpes, pero Tate intentó un derribe y fue brutalmente lanzada al suelo pero de alguna extraña manera Ronda la dejo ponerse de pie.

Segundos después Ronda logró un derribe de judo y puso a Miesha de espaldas. Tate fue capaz de volver a sus pies, pero fue controlada contra la reja y absorbió un par de golpes. Mientras que Ronda estaba ganando la guerra que se estaba llevando acabo en el suelo, ella simplemente no podía conseguir la llave de brazo. Tate siempre hacía lo suficiente para sobrevivir.

Para el tercer round, Rousey se apodero de la fiesta. Tate fue capaz de evitar algunas sumisiones pero Rousey fue capaz de conseguirlo… conseguir la llave de brazo. Tate casi se rindió de inmediato, con el final del combate siendo registrado en el segundo 0:58 del tercer round. Con la victoria Ronda eleva su récord invicto a un 8-0 dentro del deporte mientras que Tate baja a un 13-5.

69 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario