¡WOW! No hay palabras para definir la impresionante presentación de Travis Browne este Sábado en el evento UFC 168. No hay palabras.

Puede que Travis Browne no sea el mejor peleador del 2013, pero sin duda este año fue el mejor de la carrera de este nuevo contendiente. En una enorme sorpresa, Browne logró destruir por completo al legendario Josh Barnett, esto con una serie de infernales codazos con apenas 1 minuto del inicio del combate en el evento UFC 168.

El round se abrió con Barnett acorralando a Browne, aplicando presión desde el clinch… aun así Browne fue capaz de escapar. Barnett también falló su primer derribe, pero aun así mantuvo siempre la presión. Aun así el final no estaba lejos, mientras Josh presionaba para un derribe, él se comió un enorme rodillazo de Browne. Barnett cambió de niveles y como resultado apretó a Browne contra la reja, pero a partir de esa posición Travis desencadeno una ráfaga de codazos que dejaron a Barnett inconsciente en la lona.

El final oficial llego en el minuto 1:00 por Nocaut. Ahora se espera que Browne se enfrente a Fabricio Werdum en una pelea que decidirá al próximo oponente del campeón del UFC Cain Velasquez. Con la victoria Browne eleva su récord a un 16-1-1 mientras que Barnett baja a un 33-7.

65 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario