La campeona de la UFC Ronda Rousey ha decidido hablar sobre los peligros de la vestimenta femenil en los deportes de alto impacto.

ESPNW tuvo una muy interesante investigación respecto al problemático tema en las mujeres y sus pechos siendo un obstáculo en su desempeño atlético. Mientras algunas atletas dicen que sus pechos en verdad no afectan sus presentaciones, otras están pidiendo respuestas para solucionar sus actuales problemas. Una de las atletas entrevistada fue la campeona de la UFC Ronda Rousey, quien en su pelea contra Liz Carmouche en UFC 157 vistió el equivalente a un brasier deportivo – algo bastante riesgoso.

Esto es lo que comento la hermosa campeona:

Ronda Rousey: “Cuando tienes a alguien en tu espalda intentando arrancarte la cabeza, las cosas comienzan a resbalarse un poco. En mi pelea contra Carmouche tuve un intento fallido de arreglar mi vestuario, por lo que tuve que poner todo mi enfoque en liberarme del ahorque para que no rompiera mi cuello a la mitad. Tan pronto como la tire al suelo y me la quite de la espalda, ella me recibió con una patada directo al pecho tan pronto como yo me estaba ajustando el brasier. Gina Carano es una peleadora fantástica, y tenía unos pechos fantásticos  Pero volvemos a lo mismo, uno no ve chichis grandes en las Olimpiadas, creo que hay una razón para esto.”

El articulo explica como el vestuario de Rousey no fue su primera opción, pero un cambió de último momento la forzó a vestirse de esa manera. Creo que podemos asegurar que Rousey llegará con una nueva vestimenta cuando se enfrente por segunda vez a Miesha Tate en el evento UFC 168.

26 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario