Camino al esperado evento d este Sábado, Travis Browne describe como es que sus 2 hijos le dieron la inspiración para tolerar el castigo de Alistair Overeem para terminar ganando la pelea por nocaut.

Antes de que las 2 peleas de campeonato se lleven acabo esté Sábado en el evento UFC 168, 2 de los mejores pesos completos de la UFC se enfrentarán en un enorme combate con grandes implicaciones para toda la división.

Si le hacemos caso a las declaraciones de Dana White, el ganador del combate entre Josh Barnett y Travis Browne se enfrentará a Fabricio Werdum en una pelea que determinará la próximo oponente del campeón Cain Velasquez (quien actualmente se está recuperando de una cirugía).

Browne recibió la oportunidad de enfrentarse al veterano Barnett después de su impresionante (y sorpresiva) victoria sobre Alistair Overeem en el evento UFC Fight Night 26. Aun así el principio de la pelea no fue fácil ya que parecía que Browne iba a ser finalizado en el primer round. Una serie de brutales rodillazos por parte de Overeem hicieron que Browne cayera al suelo y rápidamente The Reem fue por la finalización.

Mientras Browne se cubría para defender los golpes, el referí Mario Yamasaki estuvo bastante cerca de parar el combate. Durante el reciente ‘Conteo Regresivo’ en promoción del evento UFC 168, Browne se dio el tiempo de contar su parte de la historia a partir de ese momento:

Travis Browne: “De repente un enorme sentimiento de decepción se apodero de mi justo cuando pensé en mis hijos y al pensar en que su papa iba a perder de está manera… con golpes al cuerpo. Fue como que, me mentalize pensando que su papa no iba a perder de está manera.” 

Justo después de esta epifania, Browne fue capaz de volver a sus pies mientras que Overeem siguió lanzando golpes. Cuando Browne finalmente recupero sus sentidos, él conectó una combinación que le dio la oportunidad de separarse de Alistair. Travis logró conseguir la ventaja del espacio y de la nada, una patada frontal pone a dormir a Overeem y el resto es historia. El nocaut llego justo en el minuto 4:08 del primer round, lo que le otorgo a Browne su cuarto bono de la noche.

La inspiración de Browne sin duda fueron sus hijos Kaleo y Keawe, quienes actualmente lo están motivando a perseguir el cinturón del UFC:

“Quiero darle a mis hijos las oportunidades que yo nunca tuve. Eso es todo.”

¿Quien ganará este Sábado?

19 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario