¡Sin palabras! En lo que fácilmente se convertirá en la pelea de la noche, Abel Trujillo logró pasar por el infierno para volver a noquear a Jamie Varner en algo que no olvidaremos en mucho tiempo.

Un solo golpe. Por más complejas y técnicas puedan ser las artes marciales mixtas, muchas veces todo se resume a conectar un solo golpe en el tiempo correcto, en el lugar correcto. Este fue el caso de Abel Trujillo este sábado en el UFC 169, después de mandar a dormir a Jamie Varner luego de una increíble guerra.

Después de que todas las 7 preliminares del evento se fueran a una decisión, Varner y Trujillo despertaron al público desde el comienzo de la pelea. Luego de intercambiar golpes por un tiempo, ambos peleadores decidieron irse al suelo. En el segundo round Varner acelero el paso y comenzó a ganar los intercambios, conectando frecuentemente. Mientras la pelea aceleraba el paso, Trujillo se mantuvo calmado y cuando Varner comenzó a descuidarse, Trujillo logró conectar una perfecta derecha que desconectó al instante a su oponente.

El referí Dan Miragliotta paro el combate en el minuto 2:32 del segundo round.

Abel Trujillo: “Estaba tan dañado como una madre ahí dentro. No voy a mentir. Soy un asesino, tienes que matarme.” 

Trujillo mejoró su récord a un 12-5 siendo esta su segunda victoria consecutiva. Varner por su parte entro cómo un reemplazo de último momento para esta pelea, y ahora ha perdido 3 de sus últimos 4 combates.

14 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario