No fue una llave de brazo... pero igual fue una finalización. La campeona Ronda Rousey logró defender exitosamente su cinturón al terminar a Sara McMann en el primer round.

Se acabo la racha de finalizaciones por llaves de brazo. Aun así su racha de no llegar a decisiones sigue intacta. La campeona del UFC Ronda Rousey logró conectar un monstruosos rodillazo al hígado de Sara McMann para finalizarla así en el evento estelar del UFC 170 este sábado.

La finalización llego en el minuto 1:06 del primer round, el segundo paro (excesivamente rápido) de una pelea de campeonato por parte del referí Herb Dean… esto después de haber parado antes de tiempo la pelea entre Renan Barao y Urijah Faber.

La pelea fue vendida como un combate de campeonas olímpicas, con Rousey utilizando su judo contra la lucha de McMann. Pero en la pelea, lo poco que duro, fue completamente de pie. Ambas peleadoras lograron conectarse con fueres golpes antes de que comenzará el combate en el clinch.

Ahí Ronda logró sacar lo mejor de la batalla posicional, buscando el espacio para conectar su rodillazo… lo que eventualmente le dio la victoria. Después de mandar a la lona a McMann, el referí Herb Dean rápidamente intervino y acabó el combate… McMann rápidamente se puso en sus pies.

Mientras Rousey fue entrevistada después del combate, nuevamente el publico abucheo su presentación. Por su parte McMann se mostró con mucha clase en su derrota y se rehuso a culpar al referí por haberla parado antes de tiempo:

Sara McMann: “Pensé que fue una muy buena pelea. Recibí un golpe, no importa que tan duro entrenes, cuando te tocan el hígado, vas a sentirlo. Me gustaría una revancha. Estaba intentando volver a mies pies, fue mi culpa.” 

Rousey defendió exitosamente su cinturón por segunda vez en las últimas 8 semanas, esto después de haber vencido a Miesha Tate en el evento UFC 168.

76 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario