Conor McGregor tiene contemplado viajar a Brasil para retar al campeón una vez que derrote a Dustin Poirier en el evento UFC 178.

Conor McGregor ha llegado más lejos de lo que muchos pensaron, finalmente consiguiendo un combate de alto perfil contra uno de los contendientes de la división pluma.

El popular Irlandés está programado para enfrentarse a Dustin Poirier en el evento UFC 178 este próximo sábado y se siente confiado de que una victoria lo establecerá como el próximo contendiente de la división.

Conor McGregor: “Él es un peleador pasajero, eso es lo único que veo de él. No me impresiona para nada, lanza golpes básicos y en mis ojos es sólo un peleador pasajero. A mi nadie me cae mal, al final del día esto es un negocio. Puede ser cruel, puede ser despiadado, pero nunca es personal. Yo nunca peleo con emociones. Puedo entrar a la jaula completamente frío, calmado y enfocado. Él puede tener un problema conmigo, pero últimamente ese no es mi problema.”

“Creo que la UFC estará bajo mucha presión por darme una pelea por el título. Realmente no creo que me la vayan a negar. Siento que me quieren ver con el cinturón. Así que el próximo 27 de septiembre me encargaré de mis negocios y probaré que estoy listo para el cinturón. Es tiempo.”

Siguiendo con el tema del cinturón, McGregor reveló que estará en primera fila durante el combate del evento UFC 179 entre Jose Aldo y Chad Mendes.

“De hecho volaré a Brasil. ¿Qué te parece eso? Tal vez lance un par de bananas en el ring para llamar la atención.”

30 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario