El campeón Cain Velasquez admite sentirse devastado ya que piensa que el pelear en la Ciudad de México era parte de su destino.

Este sábado planeaba marcar la triunfal llegada del campeón Cain Velasquez a suelo Mexicano, por lastima una lesión en la rodilla lo forzó a salir del evento UFC 180 lo que significó un cambio de planes para la organización. Ahora los fanáticos veremos una pelea por el título interino entre Fabricio Werdum y Mark Hunt.

Desde la lesión de Cain el campeón no ha tenido la oportunidad de darle la cara a los fanáticos para hablar en detalle sobre lo sucedido, aún así el día de ayer durante su aparición en el programa The MMA Hour, Cain se dio el tiempo de “la devastadora” noticia de su salida del evento.

Esto es lo que comentó al respecto:

Cain Velasquez: “Sentí que mi rodilla estaba muy floja. En los entrenamientos sentía que mi cuerpo iba a girar a un lado pero mi pierna se quedaba en otra dirección. En pocas palabras sentí que no estaba estable. Simplemente fue algo que apestó, ¿sabes a lo que me refiero? Todos los días de entrenamiento sentía que me limitaba, que no lograba hacer cosas que podía hacer. Cuando finalmente me di cuenta de que esto no iba a funcionar, sentí un inmenso dolor. Sentí que algo estaba destinado, sabes a lo que me refiero. Como que, aquí es donde estaba destinado a estar, yo estaba destinado a pelear en este evento y no resultó ser así. Eso fue muy devastador para mi.”

Velasquez planea estar listo para volver a la acción tan pronto como Marzo del próximo año, esto para enfrentarse al ganador del combate de este sábado.

27 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario