Dale un vistazo a nuestro análisis y predicciones del esperado combate estelar del evento UFC 182 entre Jon Jones y Daniel Cormier.

Mientras más le damos vueltas a esta pelea en nuestra cabeza, más confuso se vuelve el pensar en un ganador. Por un lado tenemos a un luchador olímpico en Daniel Cormier, alguien que a simple vista tiene todo para ser una pesadilla para Jon Jones ya que el juego del campeón se basa completamente en el hecho de que su lucha es superior a la de sus oponentes.

Jones es capaz de golpear con una creatividad única, llegando al punto de abandonar su histórico alcance para intercambiar golpes dentro del alcance de sus oponentes porque después de todo… nadie lo puede derribar. Y hasta ahora él ha estado en lo correcto. Con la excepción de Alexander Gustafsson, ningún oponente del UFC ha sido capaz de derribar a Jones. De la misma manera ningún oponente – además de Gustafsson – ha sido capaz de defender los excelentes derribos del campeón.

GustafssonAlexander

Alexander Gustafsson no derribó a Jon Jones gracias a su lucha ya que los derribes llegaron gracias a su boxeo y su excelente movimiento de pies.

 A simple vista parecería que la lucha Olímpica de Cormier lo hará convertirse en el segundo hombre en quitarle a Jones la opción de elegir donde se lleve acabo la pelea, después de todo nadie jamás ha podido evitar un derribe de Cormier. Pero por lastima, esta pelea no es tan simple como eso.

Recordemos que Cormier es mucho más pequeño y tiene mucho menos alcance que Jones. De hecho Daniel Cormier prácticamente tiene la misma estatura que muchos pesos ligeros del UFC.

El caso de Gustafsson fue uno muy particular ya que el Sueco no se respaldo en su lucha para derribar a Jones. Gustafsson consiguió esto al engañar a Jones con sus excelentes golpes y con su movimiento de pies, lo que le permitió atrapar a Jones para establecer los derribes. El golpeo de Daniel Cormier se basa en muy buenas, poderosas y fluidas combinaciones. Mientras tanto el campeón tiene poderosos y muy efectivos golpes… pero es común que lance golpes de uno en uno, dejando de lado los combos.

¿Será capaz Cormier de acercarse de manera consistente para conectar con sus golpes y conseguir un derribe? ¿O acaso Jones será capaz de empujar (o picar los ojos) para escapar del peligro?

Si Cormier consigue meterse dentro de la guardia de Jones, es muy posible que el campeón haga que Cormier trabaje el derribe como jamás lo ha hecho, ni en las 205 libras ni en la división de los pesos completos. Jones podrá no tener lucha olímpica, pero este hombre sin duda ha adaptado como nadie sus derribes al deporte.

cormierpunchessilva

De conseguir entrar dentro del rango de Jon Jones, Daniel Cormier tendrá la oportunidad de terminar la pelea… o conseguir un muy necesitado derribe.

Es verdad, Jones no se ha enfrentado a un luchador puro del nivel de Cormier… pero Daniel jamás se ha enfrentado a un luchador de MMA como Jones.

Si Cormier logra derribar a Jones, será difícil manejar a un peleador tan grande como el campeón… en pocas palabras no podrá hacerle lo que le hizo a Dan Henderson. Jones será capaz de ponerse de pie si es derribado, ¿pero que pasará si Jones consigue ponerse encima de Daniel? Ahí el campeón tendrá una ventaja de tamaño así como una experiencia de sumisión para terminar la pelea desde cualquier posición. Esto es importante, porque los salvajes movimientos de ambos (mientras intenten ponerse de pie) serán clave para esta pelea.

Si Cormier fuera más alto y más joven, probablemente lo escogeríamos para vencer al campeón. Independientemente de esto él tiene una enorme posibilidad de vencerlo. Pero la realidad es que es difícil escoger en contra de un peleador tan joven, largo, experimentado como Jon Jones.

¿Quién se lleva la victoria?

45 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario