De manera inexplicable, Anderson Silva compitió contra Nick Diaz a pesar de haber resultado positivo de esteroides semanas antes.

El día de ayer se reveló que Anderson Silva resultó positivo de dos tipos distintos de esteroides, esto en una prueba de dopaje hecha el pasado 9 de enero. Sin embargó su pelea contra Nick Diaz se llevó acabo hasta el 31 de enero, ¿Como es posible que le hayan permitido competir?

En un pobre intento por explicar la situación, el director de la Comisión Atlética asegura que los resultados de esta primer prueba de dopaje “no salieron a tiempo“, razón por la que Silva consiguió llegar a su lucrativa pelea en el evento UFC 183.

Esto es lo que comentó al respecto:

Francisco Aguilar: “Con estos resultados no hubiera tenido problemas por cancelar la pelea. Estas no son sustancias aceptables. Pero al menos, al haber hecho esta prueba de dopaje fuera de competencia pudimos encontrar estas sustancias. De no haberlas hecho jamás lo hubiéramos sabido.”

Mientras tanto una voz critica ha tomado Twitter para tratar de encontrarle sentido a todo el circo que maneja la Comisión Atlética. Esto es lo que comentó el doctor Johnny Benjamin:

Johnny Benjamin: “El tiempo para tener los resultados de este tipo de pruebas es de minutos y no semanas. A partir de ahí puedes conectar los puntos y darte cuenta que algo no esta bien. Por sus acciones, la Comisión Atlética de Nevada ha demostrado que están más enfocados en proteger la cartelera que la seguridad de los peleadores. La solución es clara, contratar agencias de calidad independientes como VADA. La gran pregunta es, ¿porqué no lo hacen?”

¿Como podrán defenderse de este escándalo?

 

Foto: Cortesía de Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images

42 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario