De conseguir una impresionante victoria esta noche, Kelvin Gastelum planea hacer todo dentro de su poder para regresar a la división welter.

Desde su impresionante victoria en la final del Ultimate Fighter, Kelvin Gastelum decidió bajar a las 170 libras mostrando increíbles aptitudes para convertirse en un campeón de la división.

Por lastima su asenso a la cima ha estado repleto de dificultades, principalmente personales. El principal enemigo de Kelvin ha sido la báscula, esto por sus malos hábitos alimenticios cuando se encuentra fuera de campamento.

De hecho en su pelea contra Tyron Woodley, Kelvin llegó a los pesajes con 9 libras por encima del limite… lo que forzó a que Dana White tomará la decisión de obligarlo a subir de división.

Y aquí estamos ahora, Kelvin listo para enfrentarse a Nate Marquardt en una división que no lo satisface por completo. En su opinión la división media lo convertirá en un mediocre peleador ya que no se siente con la confianza de vencer a los altos contendientes.

Kelvin Gastelum: “Creo que puedo ser un mediocre peso medio o puedo ser un campeón welter. Yo quiero ser un campeón welter. Planeo volver a las 170 libras y recibir la buena gracia del jefe después de mi presentación este sábado en la noche. Honestamente no me creo capaz de vencer a Weidman, Rockhold o Jacare. Esos tipos son unas bestias. Creo que mis habilidades son muy buenas para lidiar con todos ellos, pero tengo desventajas de tamaño, alcance y fuerza.”

Esta noche Gastelum se enfrentará a Nate Marquardt en el evento UFC 188 en la Ciudad de México. ¿Creen que consiga sorprender al jefe con una gran presentación?

19 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario