McGregor no puede entender porque Jones tomó las decisiones que tomó para ser llevado a ser suspendido y despojado de su cinturón.

Conor McGregor es un caso especial, de cierta manera él podría relacionarse, o al menos sentir empatía, con el antiguo campeón Jon Jones.

A lo largo de los últimos dos años el Irlandés experimento un repentino y fuerte lanzamiento a la fama global, obviamente ganando grandes cantidades de dinero en el proceso… sin mencionar que solamente tiene 26 años.

Es por esto que de cierta forma, McGregor es una persona que puede darnos un vistazo interesante – desde su perspectiva – a lo que le sucedió a Jones.

Para los que sean nuevos en esto, Jones ha pasado por todo un torbellino de emociones en lo que va del año. Para muchos Jones es el mejor peleador que haya pisado el planeta, pero sus problemas personales lo han perseguido a lo largo de su carrera.

Desde un arresto por conducir (y chocar) en estado de ebriedad, su pelea contra Cormier durante la conferencia de prensa, su positivo de cocaína y más recientemente un polémico accidente de autos que dejó a una joven embarazada con una fractura en el brazo.

Esto llevo a que Jones fuera despojado de su cinturón, suspendido de manera indefinida y ahora enfrenta cargos que podrían llevarlo a pasar hasta tres años en prisión. Todo esto mientras estaba en la cima de su carrera profesional.

¿Qué sucedió? Aunque McGregor puede identificarse con él, el Irlandés realmente no puede entender las razones por las que Jones tomó las decisiones que tomó.

Conor McGregor: “He conocido a Jon un par de veces, amo a Jon, es un gran tipo, es un gran peleador, ¿pero sus decisiones y elecciones? No las entiendo. No puedo entender como es que tienes millones en el banco y estar en esta pequeña ciudad en el desierto (Albuquerque) ¿en un auto rentado? No puedo imaginarme en esa situación. Es por eso que siempre tengo a mi gente a mi alrededor, los que han estado conmigo desde el día uno.”

“Solo trato de entender la situación pero no puedo. ¡Consigue un chofer! Si yo salgo en la noche me están llevando en una limosina. Tienes el dinero. Es una extraña situación y simplemente le deseo bien y espero que su cabeza este bien porque él es uno de los grandes, es un gran campeón y le deseo lo mejor.”

Mientras Jones trata de lidiar con sus problemas legales, McGregor buscará probar que no es un invento de la mercadotecnia cuando se enfrente al campeón Jose Aldo en el evento UFC 189 este próximo 11 de julio.

33 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario