A tan solo un par de días del gran combate, es hora de analizar las posibilidades reales de Bethe Correia contra Ronda Rousey.

Artiuclo por: Fran Andreottola

La Brasileña le disputará a Ronda Rousey el cinturón de peso gallo femenino, este sábado en la pelea estelar del UFC 190. Al mejor estilo McGregor, “Pitbull” ganó esta oportunidad por su continuo ataque verbal a la campeona, más que por sus buenas victorias.

Beth Correia (9-0) llegó a UFC en 2013 tras rebotar en varias organizaciones regionales de bajo calibre como Heat FC, Fort MMA y W-Combat. Los dirigentes, luego del éxito de las MMA femeniles en la promotora, comenzaron a buscar talentos en el resto de América para hacer crecer el establo dentro del deporte femenil.

La oriunda de Campina Grande, fue una de las primeras apuntadas por su buena participación en el Jungle Fight 54, dónde derrotó a Erica Paes por decisión unánime.

Ya dentro del octágono, en su primer combate derrotó por decisión unánime (No es una finalizadora nata) a la veterana Julie Kedzie, que llegaba con tres caídas consecutivas y con más ganas de retirarse que seguir batallando.

Su siguiente rival fue Jessamyn Duke, nombre que más de uno debe recordar por la paupérrima presentación que tuvo en el último evento de UFC en Chicago, hace pocos días atrás. A la ex TUF, tampoco pudo finalizarla, pero si la dominó en los tres asaltos.

El triunfo que la llevó a acercarse al cinturón, fue el que tuvo sobre la debutante Shayna Baszler, en Agosto del año pasado. Esa vez si pudo acabar con su contrincante; fue por TKO en el segundo parcial.

CorreiaEnlapelea

Aunque ha sido vendida como una poderosa golpeadora, la realidad es que Bethe Correia no tiene muchas finalizaciones bajo su nombre.

Luego de esta última victoria, comenzaron los desafíos verbales por parte de la brasilera hacía Rousey. Inició su ataque con los clásicos “yo puedo vencerla” o “le voy a arrebatar el cinturón”, pero cruzó la línea cuando declaró “espero que cuando le quite el cinturón, no se suicide”.

Esas palabras calaron fuerte en “Rowdy”, porque hacía pocos días (en su autobiografía) había dado a conocer que su padre se había suicidado cuando ella era pequeña. Obviamente, le puso el chile más picante a la previa, que para ese entonces ya estaba tomando temperatura. Por primera vez, más allá de su histórica rivalidad con Cyborg, se vio a una Ronda enojada, prometiendo una paliza en territorio hostil.

Otro punto a tomar en cuenta, es que “Pitbull” llega a esta posibilidad porque Ronda Rousey ha barrido a toda la división. Las contendientes que han intentado arrebatarle la corona fueron obligadas a rendirse dentro del octágono. En todos los aspectos, tanto de pie como a ras de lona, la norteamericana parece ser superior. La única carta que tiene Correia a su favor, es que en las MMA todo puede suceder una vez que el réferi da la orden que comience la acción. Hemos visto decenas de veces a guerreros considerados inferiores, lograr grandes e inesperadas victorias.

El sábado será la hora de la verdad, en la que la brasilera deberá confirmar todo lo que viene diciendo hace varios meses ¿Le jugará en contra o a favor, a Correia, haber hecho enojar tanto a Ronda en la previa? ¿Dará la sorpresa o será una víctima más en el largo historia de Rousey?

53 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario