Aunque es mundialmente conocida por su temible judo, la campeona Ronda Rousey ha demostrado ser igual de peligrosa con sus puños.

Cuando Ronda Rousey consigue agarrar a su oponente, ella domina. Esto es sido bastante evidente desde que la campeona Olímpica de Judo hizo su debut dentro de las artes marciales mixtas en el 2010.

Pero más recientemente, Rousey ha demostrado un deseo por intercambiar golpes en sus pues… como por ejemplo este pasado sábado, donde Ronda insistió en intercambiar golpes con la Brasileña Bethe Correia.

En tan solo 34 segundos, docenas de golpes fueron lanzados por ambas peleadoras. Correia conectó los suyos, directo en la mandíbula de Rousey. Pero por lastima para Bethe, Rousey conectó más golpes. Su golpe final – una derecha en la sien – dejó inconsciente a la Brasileña.

Claro, no fue la presentación más técnica y probablemente Ronda necesita mejorar un poco sus movimientos. Pero algo aquí es claro, ella es la mejor golpeadora de la división y la razón es su ofensiva.

Sus golpes (principalmente golpes y rodillazos) son los más veloces y son lanzados en volumen. Ella también tiene la capacidad de noquear a sus oponentes con un solo golpe, algo que hasta Cris Cyborg ha fallado en demostrar.

De hecho si Cyborg realmente desea intentar bajar de división para enfrentarse a Ronda, lo mejor es que lo haga pronto ya que “Rowdy” esta mejorando a pasos agigantados por lo que no podemos descartar el verla superarse con cada presentación.

¿Creen que alguien pueda parar a esta campeona?

46 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario