Después de noquear a Bethe Correia, la campeona Ronda Rousey le dio una probada de su propia medicina al decirle "no llores".

Después de noquear a Bethe Correia en tan solo 34 segundos, Ronda Rousey regresó contra su oponente – quien se encontraba inconsciente – para decirle un último mensaje. ¿Pero que fue lo que le dijo?

Al parecer Ronda simplemente le repitió a Correia lo mismo que ella le dijo durante los pesajes. Como podrán recordar durante su intenso careo, Bethe grito las palabras “No llores, no llores, no llores” mientras que la campeona no perdió su enfoque.

Durante la conferencia de prensa posterior al evento, Ronda reveló como es que se cobró su venganza:

Ronda Rousey: “Le dije exactamente lo mismo que ella me estaba diciendo en los pesajes. Tu sabes, me estaba gritando en la cara y me decía que ‘no llorará‘. Así que cuando la mande a dormir me regrese y le dije ‘no llores‘.”

Sin duda Ronda tomó de ejemplo a Correia y le dio una lección que probablemente jamás olvidará.

46 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario