A un días de otra exitosa defensa de su cinturón, es hora de analizar y darle un merecido reconocimiento a los logros de Demetrious Johnson.

Como se esta haciendo costumbre, este sábado en el evento UFC 191 el campeón Demetrious Johnson lució increíble. Él no solo defendió con éxito su cinturón, si no que domino por completo al hombre que estuvo cerca de noquearlo hace apenas dos años y medio.

John Dodson seguía siendo el mismo peligroso retador del 2013, donde logró mandar a Johnson a la lona en tres ocasiones a lo largo de los primeros dos rounds. Dodson fue veloz, demostró gran ofensiva y una excelente defensa de derribes, lanzando poderosos golpes, como normalmente acostumbra.

Aún así Johnson mejoró mucho más desde que se llevo acabo la primer pelea, dejando en claro ser el peleador superior. Desde el primer minuto hasta el último, Johnson no dejó de moverse, cambiando posiciones, haciendo fintas, conectando con fuertes derechas, codazos y consiguiendo los derribes.

La verdadera belleza de las habilidades de Johnson están en su continuo movimiento, algo que esta fuertemente respaldado por sus balanceadas habilidades – tanto de pie como en el suelo.

Esta es la razón por la que siempre esta confiado en cualquier posición. Contra Dodson el campeón no tuvo miedo de ser puesto en su espalda al lanzar una docena de patadas, o los rodillazos voladores. Ningún peleador de su nivel ha sido capaz de dominar de esta forma a sus oponentes, lo que convierte al pequeño ratón en una maravilla dentro del mundo de las peleas.

¿Qué les pareció su victoria del sábado?

21 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario