Daniel Cormier recapitula su experiencia peleando contra Alexander Gustafsson, así como el duro sacrificio que esto represento.

Daniel Cormier defendió por primera vez su cinturón este pasado sábado, esto después de haberse involucrado en una brutal guerra contra Alexander Gustafsson.

Después del agresivo combate, un exhausto Cormier se dio el tiempo de hablar sobre la experiencia revelando la increíble mentalidad que le permitió salir con la victoria:

Daniel Cormier: “Es gratificante, pero estoy muy cansado. Alex me dio una paliza, es un maldito semental. Amo a ese tipo, el día de hoy me ayudo a crecer. Él pateo mi trasero en el segundo round. En el segundo round conecto con muy buenos golpes. Me cortó, no podía ver. Mierda creo que me quebre el pie. Realmente estaba muy lastimado, pero después del segundo round conseguí regresar.”

“No quiero perder este cinturón, por lo que cuando estaba cansado y lastimado, simplemente continue presionando. Continue golpeando aunque mis brazos se sentían como fideos. Simplemente continue golpeando. Iba a continuar peleando por todo el tiempo que fuera necesario. Si me tomaba 10 rounds, me hubiera mantenido ahí. Tal vez lució como si estaba golpeando de manera salvaje, pero estaba tratando de golpearlo, así que continue lanzando.”

“La verdadera forma de medir a un campeón es defendiendo el cinturón que has ganado. No podría imaginarme una mejor forma de defender mi título que esta noche.”

¿Qué sigue para Daniel Cormier?

39 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario